Editorial

Inditex resiste ante la crisis

Inditex presentó ayer unos resultados que evidencian la fortaleza del grupo textil gallego en medio de una coyuntura económica que golpea duramente a todo tipo de empresas. La compañía de Amancio Ortega ha visto mermado el ritmo de crecimiento del beneficio neto durante su primer trimestre fiscal –que ha sido del 1,4%–, el menor de los últimos cuatro años, pero continúa al alza. Además, las ventas de la compañía durante ese mismo periodo se han situado en 3.593 millones de euros, lo que supone un incremento del 5%. Tal y como resaltó Pablo Isla, su presidente, durante la presentación de resultados, la evolución de Inditex ha estado dentro de lo previsto, dadas las dificultades actuales del mercado. Unas dificultades que están afectando gravemente al consumo e incidiendo de forma evidente en los números de las empresas. La firmeza con la que Inditex afronta esta crisis se trasluce también en la decisión de mantener “como estaba programado” su plan de expansión. El grupo prevé abrir entre 440 y 480 establecimientos durante este ejercicio, lo que supone una potente inyección que sustentará el crecimiento en los próximos trimestres. Todo ello hace de la compañía gallega, una vez más, un modelo de gestión a seguir. Más aún en los fríos y difíciles tiempos que atravesamos.

Normas
Entra en El País para participar