Por cuatro millones

Messi, denunciado por la Fiscalía por un presunto fraude tributario

El jugador de Ecuador Fricson Erazo (i) disputa un balón con Lionel Messi (d) de Argentina hoy, martes 11 de junio de 2013, durante un partido por las eliminatorias a la Copa Mundo de Brasil 2014 en el estadio Atahualpa en Quito (Ecuador).
El jugador de Ecuador Fricson Erazo (i) disputa un balón con Lionel Messi (d) de Argentina hoy, martes 11 de junio de 2013, durante un partido por las eliminatorias a la Copa Mundo de Brasil 2014 en el estadio Atahualpa en Quito (Ecuador). EFE

Fiscalía de Barcelona ha interpuesto una querella contra el futbolista del FC Barcelona Leo Messi y su padre por haber defraudado presuntamente más de cuatro millones de euros a la Agencia Tributaria de 2006 a 2009, según recoge el escrito.

La supuesta estrategia de Messi consistía en supuestamente simular la cesión de sus derechos de imagen a sociedades instrumentales radicadas en paraísos fiscales --Belice y Uruguay-- y, paralelamente, formalizar contratos de licencia, agencia o prestación de servicio con otras sociedades ubicadas en jurisdicciones de conveniencia, como Reino Unido y Suiza.

De este modo, los ingresos del futbolista transitaban presuntamente desde estos países europeos hasta las sociedades ubicadas en los paraísos fiscales sin someterse prácticamente a tributación alguna y “con total opacidad” frente a la Hacienda Pública española.

El futbolista ha declarado a través de Facebook que “nos hemos enterado por la prensa de las acciones iniciadas por la fiscalía española. Algo que nos causa sorpresa porque nunca hemos cometido infracción alguna. Siempre hemos atendido todas nuestras obligaciones tributarias siguiendo los consejos de nuestros asesores fiscales, quienes se encargarán de aclarar esta situación.”

Más control sobre artistas y deportistas

Leo Messi es, probablemente, el mejor jugador del mundo actualmente, sin embargo, a efectos fiscales, es un asalariado más con la particularidad que su nómina asciende a 16 millones de euros netos. Las posibilidades de fraude fiscal entre empresas y asalariados son escasas. Además, a diferencia de tenistas o pilotos que se pasan más de la mitad del año viajando, Messi tampoco tiene la posibilidad de ubicar su residencia en un país de baja tributación como Andorra o Suiza.

Sin embargo, en el ámbito de los derechos de imagen sí que existen multitud de fórmulas para elaborar planificaciones fiscales que bordeen la legalidad o, simplemente, la traspasen sin contemplaciones. Precisamente por ello, Hacienda lleva años poniendo la lupa sobre los contratos publicitarios de deportistas de élite y artistas.

La mayoría de grandes jugadores gestionan sus derechos de imagen a través de empresas, que permite acceder a más beneficios fiscales y deducir gastos. Uno de las labores de Hacienda es, precisamente, evitar que los jugadores hagan pasar por rentas empresariales lo que son rendimientos del trabajo. El último plan de control tributario mostró la intención de Hacienda de revisar la situación tributaria de 1.782 artistas y deportistas.

Normas
Entra en El País para participar