_
_
_
_
_
Financiado por la banca y con la UE como encargada de la intervención

Así será el futuro FROB europeo

El presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Barroso
El presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Barroso FRANCOIS LENOIR (REUTERS)

La creación de un fondo europeo de resolución bancaria, similar al FROB español, se pondrá en marcha este mes si se cumple el calendario previsto por la Comisión Europea. El objetivo, según fuentes comunitarias, será dotar a la zona euro de una agencia supranacional con autoridad y recursos económicos suficientes para intervenir una entidad financiera en dificultades.

El proyecto supone un paso trascendental en la integración financiera. Pero plantea enormes dificultades políticas, legales y presupuestarias que anticipan una dura negociación entre los socios del euro y de la UE. Aun así, el departamento de Michael Barnier, comisario europeo de Mercado Interior y Servicios Financieros, parece dispuesto a arrostrar la tormenta y seguir adelante con el plan. Y a pesar de las reticencias planteadas ya por Berlín, el diseño del mecanismo está casi concluido, según las fuentes europeas consultadas.

El FROB europeo, según esas fuentes, revestirá la forma de agencia comunitaria, al margen de la Comisión y del Banco Central Europeo. El órgano de dirección estará formado por los representantes de los fondos nacionales de resolución o garantía de depósitos. La autoridad europea de resolución, según el proyecto de Bruselas, contará con una dotación presupuestaria propia, financiada exclusivamente por la contribución de las entidades bancarias. “Sin dinero público”, subrayan fuentes comunitarias.

El nuevo fondo será el complemento necesario del Mecanismo Único de Supervisión (MUS) que, bajo el manto el BCE, se encargará de la vigilancia de los grandes bancos europeos a partir de mediados de 2014, si se cumple el calendario previsto. El MUS será el encargado de dar la voz de alarma si detecta problemas de solvencia en alguna de esas entidades. Pero la orden de intervención no dependerá de él “porque los supervisores tienden a darla muy tarde”, explican las citadas fuentes.

Prisas del BCE

La orden de intervención deberá proponerla la agencia de resolución, aunque una institución europea tendrá la última palabra, según el proyecto. La CE no oculta su deseo de disponer de esa potestad. Pero algunos países, Alemania entre ellos, se resisten dar tanto poder a una institución de la que desconfían abiertamente.

Otro punto conflictivo que deberá resolverse durante la negociación es la financiación del fondo. Bruselas propone que los países que ya disponen de una caja destinada a la resolución bancaria la traspasen al fondo común. Y que el resto lo nutra con aportaciones nuevas de las entidades financieras.

La negociación de ambos puntos se prevé tortuosa. Pero el Banco Central Europeo ya ha indicado que no puede asumir la supervisión sin que se cree poco después un órgano común de resolución. Los expertos coinciden en que sin un Frob europeo, la autoridad del BCE como supervisor bancario se minaría muy rápidamente y generaría inestabilidad.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_