Asegura que “lo peor ya ha pasado” y rechaza subir impuestos

Rajoy anticipa que las próximas cifras de paro van a ser "claramente esperanzadoras"

Señala que el IRPF bajará "a más tardar" en 2015

Defiende que la UE y el BCE “pueden y deben” hacer más

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la clausura de la Reunión del Círculo de Economía.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la clausura de la Reunión del Círculo de Economía. EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, asegura que “es poco propenso a los brotes verdes” pero ha aprovechado su intervención en la reunión anual del Círculo de Economía en Sitges para dibujar el escenario económico de la recuperación. En este sentido, ha pedido prestar atención a los datos de paro registrado y afiliación a la Seguridad Social que se publicarán el próximo martes. El Ejecutivo ya tiene las cifras que muestran una importante mejora del empleo en mayo. “Nada de campanas al vuelo pero si se confirman las tendencias observadas, los datos son claramente esperanzadores”

Como ya es habitual, el presidente del Gobierno ha escuchado críticas por incumplir promesas electorales y subir los impuestos. Rajoy aseguró que la mala situación de las finanzas públicas obligó a modificar su política tributaria, aunque aseguró que “a lo largo de esta legislatura se bajarán los impuestos”. El jefe del Ejecutivo aseguró que la Comisión Europea no ha pedido que España eleve el IVA o limite la lista de productos que aplican tipos reducido. De hecho, aseguró que este año no subiría ninguno de los grandes tributos y prometió eliminar el recargo que aprobó su Gobierno en el IRPF como muy tarde en 2015. A preguntas de Josep Piqué, presidente del Círculo de Economía, Rajoy aseguró que no le sucedería lo mismo que a George Bush, que aseguró prometió bajar los impuestos, no lo hizo y perdió las elecciones ante Bill Clinton en 1992.

Los empresarios reclamaron al presidente del Gobierno mayor decisión en el recorte de entidades públicas y Rajoy argumentó que el número de empleados públicos se ha reducido en 375.000 personas en el último año y medio. Ante un auditorio favorable a la reforma laboral, Rajoy señaló que los cambios en el mercado laboral han permitido una moderación salarial beneficiosa para la competitividad del país.

Crédito y televisiones de plasma

En la parte del “debe”, Rajoy reconoció que la financiación sigue sin llegar a las empresas y reclamó una actuación más decidida del Banco Central Europeo (BCE). “Puede y debe hacer más”, señaló. También criticó a las autoridades europeas por no acelerar suficientemente la Unión Bancaria y la Unión Fiscal que, en opinión de Rajoy, resultan fundamentales para que fluya la financiación. En este sentido, avanzó que solicitará triplicar de 10.000 a 30.000 millones el volumen anual de financiación del Banco Europeo de Inversiones (BEI). En cualquier caso, el presidente del Gobierno recordó que la situación actual viene de los excesos de años anteriores, cuando se vivió “por encima de nuestra posibilidades”. Rajoy recordó que se concedían créditos para “televisiones de plasma y viajar al Caribe”.

.

 

Optimismo para alcanzar un acuerdo en el déficit autonómico

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no quiso comprometerse a que el límite de déficit autonómico para este año sea diferente en función de cada comunidad. Sin embargo, así lo plantea Hacienda, una postura que defiende Cataluña. En cualquier caso, Rajoy señaló que confían en llegar a un acuerdo con todas las comunidades autónomas.

Preguntado sobre una posible reforma de la Constitución Española, Rajoy señaló que está dispuesto a hablar de todo pero advirtió que un cambio de tal calibre deber realizarse teniendo muy claro el objetivo que se persigue. El Círculo de Economía ha propuesto una reforma constitucional para acomodar mejor a Cataluña dentro del conjunto de España.

Normas
Entra en El País para participar