La directora del FMI dice haber actuado de acuerdo con la ley

Lagarde logra, tras 24 horas de interrogatorio, no ser imputada

La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde llega al Tribunal de Justicia de la República, en París.
La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde llega al Tribunal de Justicia de la República, en París. EFE

La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, no fue imputada hoy por los jueces que investigan su gestión en su anterior puesto de ministra de Finanzas de Francia en un controvertido litigio con un empresario.

“Mi condición de testigo asistido no es una sorpresa para mí porque siempre he actuado con arreglo a la ley y a los intereses del Estado”, declaró Lagarde a la salida de un interrogatorio que se ha prolongado casi 24 horas durante dos días

Lagarde ha pasado a ser “testigo asistido”, es decir que no se le imputa ningún delito, pero se le permitirá declarar ayudada por sus abogados.

La que fuera ministra de Finanzas del presidente conservador de Francia Nicolas Sarkozy agregó que su explicaciones a los jueces del Tribunal de Justicia de la República, el único habilitado para juzgar a aforados como ella, “han permitido aportar las respuestas y despejar dudas” en “un caso complejo y antiguo”.

La máxima responsable del FMI podía haber sido imputada por complicidad en falsificación y malversación de fondos públicos al término de la larga comparecencia ante los magistrados para explicar por qué en 2007 decidió que un tribunal arbitral privado resolviera el contencioso que desde hacía una docena de años enfrentaba al Estado francés con el empresario Bernard Tapie, expropietario de Adidas.

Se investiga si la que fuera ministra del expresidente conservador Nicolas Sarkozy, amigo de Tapie, optó por el mecanismo de arbitraje y renunció a recurrir a los tribunales ordinarios en contra de los intereses públicos para favorecer al controvertido empresario, a quien el arbitraje concedió una indemnización de 403 millones de euros (unos 520 millones de dólares).



Normas