Se queja de no haber sido consultada

Ryanair se enfrenta a Fomento por el nuevo marco tarifario de Aena

La 'low cost' reclamaba un descuento del 80% para el tráfico extra al actual, según Aena

El operador público dejará de ingresar 100 millones anuales tras moderar el alza tarifaria

Nueve de las diez principales aerolíneas respaldan el acuerdo promovido por Fomento

Ryanair ha reafirmado, a través de un comunicado, el rechazo al "incremento de precios impuesto por Aena". Bajo el punto de vista de la 'low cost' irlandesa, estas subidas provocarán recortes aún mayores del tráfico, turismo y empleo en España.

Ryanair es la aerolínea con mayor volumen de pasajeros en este país y "la única que ha conseguido generar de manera consistente crecimiento en los aeropuertos españoles", según recuerda la empresa, que viene criticando durante meses las propuestas de Aena. La última de ellas, firmada esta mañana con el sector, representa un incremento de las tasas en los aeropuertos españoles de entre 2.5% y 6% en los próximos cinco años, según cálculos de Ryanair.

Aena y las principales asociaciones de aerolíneas han alcanzado esta mañana un pacto por el que el que se modera el incremento tarifario previsto del IPC más cinco puntos en 2014 y 2015, para dejarlo en IPC más un punto en 2014, IPC más tres puntos en 2015 e IPC más cuatro puntos en 2016, 2017 y 2018. La medida tiene un impacto de 100 millones anuales en la facturación de Aena, que debe 2.000 millones de sus ventas a las tarifas.

"La Ministra Pastor y Aena han desestimado cooperar con las aerolíneas, dándoles en su lugar un ultimátum que implica un incremento de precios sobre los ya de por si elevados precios actuales", señala Ryanair en un comunicado, "todo ello con la finalidad de pagar el déficit generado como consecuencia del despilfarro efectuado en terminales y pistas que nadie había solicitado ni tienen ninguna justificación lógica".

La 'low cost' irlandesa se queja de no haber sido consultada pese a ser el principal cliente de Aena. "En su primer año en el Ministerio de Fomento, la ministra Pastor ha sido testigo de un descenso del tráfico cifrado en 10 millones de pasajeros. A lo largo de su segundo año de mandato, el tráfico sufrirá una caída aún mayor, de 15 millones de pasajeros a lo largo de 2013. Todo ello consecuencia de las ya excesivas tasas impuestas por Aena".

Ryanair lamenta que haya sido rechazado su propuesta para generar crecimiento en los aeropuertos españoles. Sus planes pasaban por traer cinco millones de pasajeros más cada año durante los tres próximos ejercicios, generar 5.000 puestos de trabajo y 1.200 millones de euros en ingresos turísticos. Desde Aena, su presidente, José Manuel Vargas, ha desvelado esta mañana que la firma que preside Michael O'Leary perseguía un descuento del 80% en las tarifas que paga en España para las operaciones que se fueran sumando a las que ya mantienen las aerolíneas y que supusieran crecimientos. Un plan que el Gobierno ha rechazado de plano. "Espero que el nuevo marco tarifario sea lo suficientemente atractivo para Ryanair", se ha limitado a decir Vargas en rueda de prensa.

Desde la aerolínea, Robi Kiely ha manifestado que “la magnitud del declive del tráfico en la red de aeropuertos de Aena en los últimos años no tiene precedentes y no se ha producido en ninguna de las principales economías europeas. La pérdida de 30 millones de pasajeros en los últimos seis años y la destrucción de 30.000 puestos de trabajo es resultado directo del incremento de las tasas". Kiely se reafirma en que la política de Fomento es equivocada y sitúan al sector turístico español ante un panorama oscuro.

"Como aerolínea número uno en España y con un pedido de 175 nuevos aviones, Ryanair es la única aerolínea que puede hacer crecer el tráfico, el turismo y el empleo", sentencia el portavoz de Ryanair. En el aire queda si la low cost traerá a España la producción que generará la nueva flota. el propio O'Leary aseguró la semana pasada que otros países, como Italia o Grecia, están ofreciendo políticas más atractivas para atraer viajeros.

Normas