El expresidente de la entidad ha presentado un cheque extendido por Bankia

Blesa paga la fianza de 2,5 millones de euros contra su patrimonio

El expresidente de Caja Madrid tiene una cuenta en la entidad con acciones

El magistrado exigió a Blesa para su liberación que la fianza fuera en “metálico”

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa. EFEArchivo
El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa. EFE/Archivo EFE

Nada más conocer la decisión del juez Elpidia Silva Pacheco de enviarle a prisión tras dictar un auto en el que se le acusa de diversos delitos por la compra del banco City National Bank of Florida en 2008, eludible con una fianza millonaria, Blesa llamó a Bankia, entidad en la que tiene una cuenta con acciones para que le extendiera un cheque contra parte de los fondos que tiene depositados en dicha cuenta.

Este cheque por 2,5 millones de euros fue el que al día siguiente entregó su abogado con para que el que fuera presidente de Caja Madrid desde 1996 hasta 2010 pudiera abandonar la cárcel, lo que sucedió 18 horas después de su ingreso. Eso sí, el juez ha mantenido su decisión de retirarle el pasaporte ante el riesgo de fuga.

El magistrado exigió a Blesa para su liberación que la fianza fuera en “metálico” y no con avales como ocurre en otras ocasiones, explican fuentes judiciales.

Silva, que nvestiga la concesión de un crédito fallido a Marsans de 26,6 millones de euros por parte de la caja de ahorros madrileña, decretó la privisión provisional en un auto tras citar de urgencia a Blesa e interrogarle por la compra del banco estadounidense en 2008, justo en pleno estallido de la crisis financiera. La entidad madrileña desembolsó por el 83% de este banco 927 millones de dólares (unos 618 millones de euros en aquel momento) y posteriormente se hizo con el 100% de la entidad tras aportar otros 190 millones de dólares (unos 127 millones de euros).

El exbanquero, primero que entra en la cárcel en España desde que se inició la crisis, recibió una indemnización cuando abandonó la presidencia de Caja Madrid de 2,8 millones de euros.

Normas