El magistrado duda en el auto del buen hacer bancario de Caja Madrid

Blesa se negó anoche a contestar al juez

El juez le retiró el pasaporte por el caso de los créditos concedidos a Diaz Ferrán

Pero le envió a prisión eludible bajo 2,5 millones por el caso de la compra del City National Bank de Florida

El juez Elpidio Silva Pacheco, en su imagen de perfil de LinkedIn.
El juez Elpidio Silva Pacheco, en su imagen de perfil de LinkedIn.

El juez Elpidio Silva Pacheco asegura en el auto en el que ayer envió a prisión a Miguel Blesa que "el imputado no ha respondido a ninguna pregunta que permita ofrecer una explicación razonable de lo acaecido"

El magistrado explica que le preguntó si el precio pagado por el CNBF estaba sujeto al control, "previo, preceptivo y vinculante de la Comunidad de Madrid". Blesa respondió que no. El expresidente de Caja Madrid aseguró que el sobreprecio desembolsado por el banco de Florida se debió a que era "mejor banco, mas dimensionado y, en suma, más rentable.

A consecuencia de esta respuesta el juez subraya en su auto que no se entiende:

a) por qué fraccionó la adquisición.

b) por qué en tan poco tiempo sufrió tal merma de valoración

c) "tampoco se comprende porque se adquiere el CNBF en momentos tales que en realidad resulten indiferentes tales cualidades de optimización bancaria". "Es decir, por expresarlo muy gráficamente    -prosigue el magistrado-, en medio de una tempestad no existe barco que a todas luces tenga que aguantar, ni ante la presencia de un tsunami existe mejor o peor tumbona para pasar la tarde tomando el sol".

El juez indica que el imputado tampoco explicó en que condiciones y bajo que presupuestos de estrategia se estudió la captación de depósitos en un nicho de mercado nuevo para Caja Madrid, a diferencia de otras entidades financieras que se han lanzado al mercado de Estados Unidos a través de una lenta penetración, cimentado valor reputacional de forma táctica y paulatina, a través de mercados próximos como por ejemplo el de los Estados Unidos Mejicanos. "Y ello -reténgase,- no se trata de una opción más, entre otras, sino del buen hacer bancario que se debe mostrar como garante ante riesgos tan relevantes, a fin de no ocasionar direccionalmente daños y perjuicios muy relevantes a la entidad que se preside, por quien impulse tales aventuras económicas".

Finalmente explica el juez en su escrito, que "a modo de descargo, se aporta por el letrado de la defensa documento remitido por el Banco de España expresivo de la autorización de la adquisición del CNFB por Caja Madrid. "Sin embargo, se obvia un extremo trascendental atinente a lo que suele ser el criterio reiteradísimo en la validación autorizatoria del regulador: Tal autorización no supone que se concluya la bondad o conveniencia del tal adquisición, cuya responsabilidad corresponde exclusivamente al adquirente es decir a Caja Madrid; y, en tanto que caja paradigmática y eminentemente presidencialista, a su presidente, el imputado Miguel Blesa. Y ello es lógico si se parte de que el regulador no conoce, ni puede conocer, la profunda y concreta estructura del negocio de las diferentes entidades bajo su control", explica.

Normas