Proponen incentivar económicamente a quien denuncie fraudes tributarios

Los inspectores piden actuar de incógnito y recompensar al 'chivato fiscal'

Reclaman que Hacienda disponga de fondos para pagar informaciones confidenciales

Defienden que el actual sistema tributario está agotado.

El presidente de la Organización de Inspectores de Hacienda, Julio Ransés Pérez Boga.
El presidente de la Organización de Inspectores de Hacienda, Julio Ransés Pérez Boga.

La Organización de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE) reclamó ayer que se les deje actuar de incógnito regulando un procedimiento de obtención de información sin necesidad de identificación previa por parte de la Inspección.

Este procedimiento, tal y como ha dicho el inspector de Hacienda José María Peláez durante los XIII Encuentros Tributarios, sería “un medio eficaz” para luchar contra algunas conductas infractoras, como el ofrecimiento de productos o servicios destinados al fraude o la prestación de servicios sin IVA.

Por otro lado, los inspectores reclamaron que la Agencia Tributaria disponga de fondos para pagar informaciones confidenciales de las que se derive el afloramiento o la recuperación de cuotas defraudadas, similar al que existe para el pago de operaciones relacionadas con la persecución del contrabando. En concreto, proponen que se incluyan en dicha norma partidas confidenciales para las investigaciones de la Agencia que puedan dar como resultado la denuncia por delito fiscal.

También piden que se potencie la figura de la denuncia tributaria, introduciendo una modificación en la ley para que el chivato fiscal participe en un porcentaje de la sanción que se imponga al denunciado. Peláez recordó que esta medida ya estuvo vigente en España hasta 1986 y que, entonces, el denunciante tenía derecho a participar en un porcentaje del 20% al 30% del importe de la sanción.

Asimismo, los inspectores apuestan por la obligatoriedad de obtener el NIF español cuando se opere en España y por no reconocer personalidad jurídica a las sociedades constituidas en paraísos fiscales para intervenir en el tráfico mercantil español o a entidades cuyos titulares sean, directa o indirectamente, residentes en dichos territorios. Por otra parte, el presidente de la Organización de Inspectores de Hacienda, Julio Ransés, aseguró ayer que el sistema tributario español “está agotado” y señaló que la crisis económica propició el momento de “arreglar las viejas estructuras”. Por otra parte, recordó que una subida fiscal, como la que plantea aplicar en breve el Ejecutivo de Mariano Rajoy sobre los impuestos especiales, no siempre deriva en un aumento de la recaudación.

 

Normas