Nueva fecha límite, el 31 de diciembre de este año
El ministro de Economía, Luis de Guindos.
El ministro de Economía, Luis de Guindos. EFE

El Gobierno dará seis meses más a los bancos para cerrar el canje de preferentes

La prórroga va dirigida a los canjes de hbíridos de Catalunya Banc, Ceiss y BMN

La previsión para Novagalicia se mantiene en que el canje esté antes de julio

Los clientes de preferentes de entidades nacionalizadas van a tener que esperar unos meses más hasta conocer el desenlace definitivo de su inversión en preferentes y deuda subordinada. Un largo proceso por el que deberán encajar pérdidas y por el que verán convertido en acciones el ahorro que les quede.

El Gobierno ha decidido dar seis meses más a las entidades financieras para resolver la gestión de sus instrumentos híbridos de capital y de deuda subordinada. Es decir, para atender el canje por acciones con el que poner fin al proceso. El plazo se amplía por tanto desde el 30 de junio, la fecha tope prevista inicialmente, al 31 de diciembre de este año.

Esta prórroga se ha introducido en una de las enmiendas que el PP ha presentado al proyecto de ley de Rehabilitación, regeneración y renovaciones urbanas, que incluye como último punto la modificación de una disposición de la Ley de Reestructuración y resolución de entidades de crédito, aprobada el mes de noviembre. La enmienda relativa a las preferentes no tiene nada que ver por tanto con el citado proyecto de ley y desde el PP justifican su incorporación por una cuestión de “celeridad” y porque, de lo contrario, habría sido necesario un nuevo proyecto de ley específico.

El texto de la enmienda, dirigida especialmente a Ceiss, BMN, Novagalicia y Catalunya Banc, argumenta los motivos del retraso en “razones técnicas”. La conversión de los híbridos en acciones es la condición impuesta por Bruselas como fórmula por la que los titulares de estos productos contribuirán al coste del rescate de las entidades que los emitieron. Así, deberán asumir fuertes quitas, previas a la conversión en acciones.

Y es para este proceso para el que el Gobierno decide ampliar el plazo, según explican desde el Ministerio de Economía. Aun así, el calendario para el canje de Novagalicia se mantendría en principio sin cambios, con la idea de que esté materializado antes del 30 de junio. En Bankia, la entidad que ha recibido las mayores ayudas europeas, no influye el aplazamiento concedido por el Gobierno. La entidad está en pleno proceso de ampliación de capital por el que atenderá al canje de preferentes y subordinadas con acciones de nueva emisión, que comenzarán a cotizar el 28 de mayo.

La ampliación del calendario para el canje de híbridos dará, en paralelo, más tiempo al Fondo de Garantía de Depósitos para realizar la valoración de Novagalicia y Catalunya Banc que es necesaria para dar liquidez a las acciones que recibirán a cambio los titulares de preferentes y deuda subordinada de ambas entidades, que no cotizan en Bolsa. Es decir, los titulares de híbridos deben encajar una primera pérdida –por la parte con la que deben contribuir al rescate de las entidades– y después, previsiblemente, una segunda. La que, a partir del informe de un experto independiente, determinará el FGD en la valoración que haga de las acciones de la entidad para darles liquidez.

Y esa futura valoración está ahora condicionada por el hecho de que el FROB está ahora decidiendo su futuro, a la vista de que el entorno macroeconómico no invita a esperar que ganen valor en el medio plazo. Aun al contrario, apunta a un deterioro que hace aconsejable la activación de la subasta de ambas entidades y su despiece para hacer viable la operación. 

Ahorro retenido durante más tiempo
Como consecuencia de la dilatación del proceso, los titulares de híbridos de Catalunya Banc, BMN y Ceiss verán retenidos sus ahorros durante al menos otros seis meses más de plazo, sin contar con el tiempo que sea necesario para que sus títulos, ya convertidos en acciones, reciban liquidez. El retraso no impide en cualquier caso que los titulares puedan seguir acogiéndose a los procesos de arbitraje abiertos hace meses y con los que pueden recuperar el cien por cien de la inversión, excepto en el caso de Ceiss.

Normas