Volverán a superar las ventas de coches nuevos

Uno de cada tres coches vendido en 2013 tendrá más de diez años

La demanda de vehículos más envejecidos ha disparado su precio un 17% en dos años

Se prevé que los coches de más de 10 años acaparen el 50% de ventas de vehículos de ocasión

Concesionario de vehículos de segunda mano.
Concesionario de vehículos de segunda mano.

El mercado de vehículos de ocasión volverá a crecer en 2013, por lo que continuará una tendencia de crecimiento desde el inicio de la crisis solo interrumpida el año pasado, y coincidiendo con el desplome del mercado de vehículos nuevos. Según la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam), patronal de los vendedores, la venta de coches usados llegará a los 1,64 millones de unidades, cifra que supondrá un aumento del 4,1% sobre los niveles de 2012. En 2013, por cada coche nuevo adquirido se comprarán 2,3 usados. De ese total, el vehículo de más de diez años seguirá acaparando cuota. Uno de cada tres vehículos que se comprará en España en 2013 superará esa antigüedad, si se cumplen las previsiones: que supongan el 50% de las ventas de usados, y que las ventas de nuevos sigan en 700.000 unidades.

De momento, los primeros cuatro meses del año parecen indicar que se cumplirá esa tendencia. De enero a abril las ventas de vehículos de ocasión han crecido un 8,9% con respecto al mismo período del año pasado, llegando hasta 558.000 unidades, más del doble que las cifras registradas en el mercado de primera mano. Si éste ha caído un 56,7% desde su pico de 2007, el retroceso en el caso del vehículo de segunda mano no llega al 10%.

Para Juan Manuel Sánchez Torres, presidente de Ganvam, la crisis ha convertido al vehículo de ocasión en “protagonista forzado de la crisis”, y sigue siendo fuente de negocio para la red de concesionarios, aunque su peso en el mercado es “cualitativamente mejorable”, ya que el 47% de los vehículos de segunda mano vendidos en lo que va de año es de más de diez años. Un porcentaje que se dispara en el principal canal de venta, que son las operaciones entre particulares. En ellas, que representan el 60% del total, los coches más antiguos suponen el 67,5% de las ventas, polarizando el mercado entre éstos y los que no llegan a tres años de antigüedad, mientras que la oferta de coches de una edad de entre tres y ocho años es cada vez menor.

Ifema acogerá el Salón del vehículo de ocasión

El coche de segunda mano tendrá su cita de gala en el próximo Salón del Vehículo de Ocasión, que se celebrará en Madrid desde el 24 de mayo al 2 de junio. Una cita principalmente comercial, todo lo contrario a lo que suele suceder con los salones de automóviles más tradicionales. El Salón del V.O. se convierte en una buena oportunidad para valorar la adquisición de alguno de los coches expuestos, que son revisados previamente por la consultora contratada por la organización, Atisae.
El año pasado visitaron la exposición cerca de 43.000 personas, y se registraron 2.300 ventas de unos 4.000 vehículos.
Uno de cada 19 visitantes aprovechó la cita para salir con coche nuevo, un ratio que esperan repetir este año desde la organización, que se marca un objetivo de visitantes similar al de 2012. Unas 20 marcas participarán en el Salón.

La edad media del parque móvil español llega a diez años

Inflación

La consolidación de los coches de más de una década de vida ha traído con ella dos consecuencias. La primera, un aumento de sus precios fruto de la creciente demanda. Si en 2011, un coche con once años desde su primera matriculación tenía un precio medio de 2.744 euros, en 2013 es de 3.207, un 17% más, siempre excluyendo los acuerdos entre particulares, que suponen una “competencia desleal”, según Sánchez Torres, al no cumplir con todas “las exigencias fiscales y administrativas”. Una tendencia inflacionista que choca de forma directa con la estrategia de concesionarios y fabricantes para los vehículos nuevos, que llegan a ofrecer descuentos de hasta 5.000 euros, incluyendo planes oficiales de ayuda y promociones propias, y también con los seminuevos, cuyos precios han retrocedido un 13%, al no estar incluidos en el Plan PIVEII y tener que competir con los que sí lo están.

La otra consecuencia directa es el envejecimiento del parque automovilístico español. La edad media de los automóviles que circulan por las carreteras y calles del país llega ya a los 9,5 años, según Ganvam, mientras que Anfac calcula que 2012 cerró con una edad media de 10,3 años, un promedio que ha aumentado en dos años y medio desde el inicio de la crisis.

Menos seguridad

El envejecimiento del parque lleva a tener vehículos menos seguros. Por ello, la Dirección General de Tráfico presentaba ayer, con motivo del Salón Internacional del Automóvil de Barcelona, un nuevo plan de movilidad y seguridad en carretera, que pretende que la edad media del parque se reduzca a menos de siete años en 2016. Su directora, María Seguí, afirmó que la edad del parque “hace la diferencia entre la vida y la muerte”, y que su calidad “en términos de seguridad vial ha descendido”.

La DGTpropone monitorizar los vehículos que circulan por las carreteras sin haber superado las pruebas de la ITV, recordar al conductor que sí la ha pasado cuándo tendrá que volver a examinar su vehículo, perseguir la venta en las vías públicas, que supone el 10% del total de las ventas de coches de ocasión, y elaborar un documento en el que se indique todo el historial del automóvil, desde su fabricación hasta sus revisiones, pasando por los accidentes. En el plan no se incluyen medidas relativas a la conservación de las carreteras, cuyo presupuesto, 800 millones de euros al año está por debajo de los 1.600 millones que serían necesarios, según la Asociación Española de la Carretera

Normas
Entra en El País para participar