Breakingviews

Pepsi se resiste a los activistas

La fragmentación de PepsiCo parece una cuestión de tiempo. Los inversores que han puesto su dinero en el conglomerado de refrescos y snacks anhelan reestructuraciones corporativas. La división de este tipo de operaciones podría salirse de su libro de jugadas estándar. Aunque la compañía se ha opuesto a tales esfuerzos en el pasado, puede ser complicado que se resista a intentar emular el éxito de Nelson Peltz en Cadbury y su interés en otro grande de la comida, Mondelez, .

Peltz ha impulsado con éxito la industria alimentaria desde hace años. Compró Snapple por 300 millones de dólares en 1997, lo saneó, y se lo pasó a Cadbury tres años más tarde por 1.500 millones. En 2008, convenció a Cadbury para escindir Dr Pepper Snapple y dos años después, el confitero británico fue engullido por Kraft. Unos 18 meses más tarde, dio un impulso a Kraft a repartir su cartera en un negocio de comestibles estable y una colección de marcas que creció con rapidez, aunque con un nombre horrible, Mondelez.

La urgente inversión de Peltz en Pepsi ha aumentado las conversaciones sobre una posible ruptura. La presidenta de Pepsi, Indra Nooyi, ha argumentado que hay 1.000 millones dólares en sinergias para mantener el conjunto de la empresa. Con los mismos camiones se entregan Doritos y Mountain Dew, lo que reduce los costes. Por otra parte, Pepsi se vende mucho en los países en desarrollo, lo que significa que existe una cadena de distribución ya preparada para la comercializar snacks en estos países. Aunque los arrogantes inversores solo controlan un 2% de la empresa, tienen dos argumentos de peso. Las acciones de Pepsi han cotizado por debajo de las de rivales como Hershey y Dr Pepper durante los últimos cinco años. Por otra parte, la historia sugiere que las firmas especializadas cuentan con una mejor asignación del capital y mayores márgenes y ventas.

La lógica financiera y el historial de los acuerdos de Peltz sugieren que no puede quedar mucho antes de que los activistas tomen la delantera.

Normas