Los vehículos del segmento A vendieron un más 30% en abril

El 63% de los coches que se venden en España son de bajas emisiones

El enfoque de las ayudas a la compra hacia coches de bajas emisiones ha provocado que los segmentos de vehículos con menos prestaciones sean los más solicitados.

VW Polo Bluemotion
VW Polo Bluemotion

Los segmentos de los vehículos de menor tamaño y emisiones son, junto a los todocaminos pequeños, los que más incrementaron sus ventas durante el mes de abril. Así se desprende de los últimos datos de ventas de automóviles en España, que muestran una tendencia generalizada a, en caso de comprar un coche, hacerse con uno pequeño y de menores prestaciones. En definitiva, más barato.

El 63% de los vehículos que se han vendido en lo que va de año en España corresponden con este perfil, aunque en el último mes esa tendencia se ha acentuado. Las matriculaciones de coches del segmento A, los de tamaño más reducido, aumentaron un 30% con respecto a abril del año pasado, alcanzando una cuota de mercado del 5,5%. Las de clase inmediatamente superior aumentaron en un 15%, y las del segmento B, como un Seat Ibiza, en un 18%. El propio Ibiza es el coche más vendido en 2013, con 3.211 unidades. En cambio, en abril se rompió una evolución visible entre enero y marzo: una creciente compra de vehículos de gasolina frente a los diésel. En ese período los modelos de gasolina ganaron casi siete puntos porcentuales de cuota de mercado, llegando al 35% en marzo. En abril, el 66,6% de las ventas correspondieron a vehículos diésel, frente al 32% de los de gasolina.

El Plan PIVE II está enfocado a la adquisición de vehículos poco contaminantes, de ahí el auge de estos coches, que con la ayuda de 2.000 euros resultan atractivos para el cliente. Esto redunda en la recaudación del impuesto de matriculación, ya que la mayoría están exentos de su pago por bajas emisiones. Hasta abril, el Estado ha ingresado un 30% menos por la tasa.

Normas
Entra en El País para participar