Frente a las pérdidas del año pasado

Goodyear gana 26 millones en el primer trimestre

La multinacional prevé que las ventas mundiales se mantengan en los niveles de 2012

El fabricante de neumáticos Goodyear logró un beneficio neto de 33 millones de dólares (26 millones de euros al cambio actual) en el primer trimestre de 2013, en comparación con las pérdidas de 4 millones de dólares (3 millones de euros) del mismo período del año precedente.

La empresa con sede en el Estado de Michigan logró una cifra de negocio de 4.853 millones de dólares (3.733 millones de euros) hasta el pasado mes de marzo, lo que representa una disminución del 12,8% respecto a los 5.533 millones de dólares (4.256 millones de euros).

Goodyear registró un beneficio antes de impuestos de 50 millones de dólares (38,4 millones de euros) en los tres primeros meses del año, un 10,7% respecto a los datos contabilizados en los mismos meses del año precedente.

El presidente y consejero delegado de la empresa, Richard Kramer, destacó que, a pesar de la complicada situación económica, su empresa continuó registrando un sólido crecimiento de sus beneficios en los tres primeros meses del año.

“Nuestro primer trimestre demuestra que está funcionando nuestro enfoque estratégico de mejora de la productividad y venta de productos innovadores en segmentos de mercado clave donde nuestra marca está aumentando su valor”, añadió.

El máximo responsable de la firma apuntó que en Europa, la empresa está llevando a cabo medidas para contrarrestar la “débil demanda de la industria” que continúa teniendo un impacto negativo sobre el sector de neumáticos para automóvil.

En la región de Europa, Oriente Medio y África la empresa contabilizó unos ingresos de 1.600 millones de dólares (1.230 millones de euros) hasta marzo, un 17% menos, mientras que el beneficio operativo fue de 31 millones de dólares (-65%). 2013.

Para el presente ejercicio, la multinacional estadounidense prevé que las ventas mundiales de neumáticos se mantengan en los mismos niveles que los contabilizados en 2012, debido, principalmente, a las débiles condiciones de la industria, especialmente en Europa.

A raíz de la complicada realidad en Europa, Goodyear está implementando un plan de reorganización en la región orientado a reforzar su posición. Esta iniciativa contempla la salida de su negocio de neumáticos agrícolas en Europa, Oriente Medio y África y el cierre de una planta en Francia.

En los próximos tres años, la firma se centrará en aumentar su penetración de mercado en los segmentos clave, así como expandir su presencia en los países emergentes e incrementar su productividad en Europa en 75 millones de dólares (57,6 millones de euros).

Normas