García Sanz es también vicepresidente de Volkswagen

El presidente del consejo de Seat, investigado por la justicia alemana

Por el patrocinio del club de fútbol Wolsfburgo

Francisco Javier García Sanz, miembro del consejo de administración de Volkswagen y presidente del consejo de administración de Seat.
Francisco Javier García Sanz, miembro del consejo de administración de Volkswagen y presidente del consejo de administración de Seat.

Francisco Javier Garcia Sanz, presidente del consejo de administración de Seat y miembro del consejo de administración de Volkswagen, está siendo investigado por la fiscalía de Stuttgart por no prevenir un supuesto patrocinio ilegal del club de fútbol Wolfsburgo, propiedad del fabricante de automóviles y que él preside, según informa la agencia Bloomberg. Según la agencia, que cita a una portavoz de las autoridades alemanas, la investigación iría por la vía administrativa, no por la vía penal.

El caso se centra en un supuesto soborno en el que estarían involucrados Volkswagen y la filial de Deutsche Telekom T-Systems. Según la fiscalía, los gestores de T-Systems habrían intentado que se les adjudicara un contrato de suministro de telecomunicaciones en Volkswagen por valor de 345 millones de euros como condición para seguir patrocinando al Wolfsburgo, con un contrato de 16 millones de euros. García Sanz es el responsable de contratación dentro del consejo de adminsitración de Volkswagen y presidente del Wolfsburgo, y se le acusaría a él y a la empresa de no prevenir este caso de supuesto soborno.

Un portavoz del fabricante alemán afirmó a Bloomberg que dicha acusación es "infundada", y no quiso hacer mayor valoración de una "investigación en curso". Según la agencia, la fiscalía ya ha acusado a tres antiguos empleados de T-Systems y a dos de Volkswagen. 

El caso se descubrió durante una auditoría interna de Deutsche Telekom, que inmediatamente canceló el acuerdo y alertó a las autoridades. Los fiscales dicen que el acuerdo de patrocinio es un caso grave de soborno debido a la cantidad de dinero que habría recibido el Wolfsburgo. 

Según la ley alemana, las empresas no pueden ser acusadas en casos criminales. Pueden ser investigadas por la vía administrativa, que castiga la gestión de una empresa que desemboca en actividades ilegales.

Normas