Encuesta de Población Activa

¿Alcanzará el paro los seis millones?

El número de desempleados podría incrementarse en torno 185.000 personas

La tasa de paro superaría el 27%

Interior de una oficina de empleo de Valladolid.
Interior de una oficina de empleo de Valladolid.

La cifra de parados en España quedó al borde de redondear los seis millones en 2012, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del último trimestre del año. Mañana se conocerá el saldo de los tres primes meses de 2013. Los pronósticos auguran más destrucción de empleo pese al descenso de la población activa y la mejora de la ocupación en marzo gracias a las vacaciones de Semana Santa.

Hay consenso en que se traspasará la frontera de los seis millones de parados. Tanto los pronósticos de la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas) como la asociación de agencias privadas, Asempleo elevan alrededor de un 1% la tasa de desempleo intertrimestral para situarla en torno al 27%.

Pese a la mejora en los datos de paro registrado y afiliación a la Seguridad Social correspondientes a marzo, el número de desempleados podría incrementarse en torno 185.000 personas. “Los primeros trimestres no suelen ser muy positivos, pero este año hay que tener en cuenta la incidencia en el mercado de las vacaciones de Pascua, lo que podría suavizar las cifras”, señala Lorenzo Serrano, profesor de análisis económico de la Universidad de Valencia.

El número de desempleados al finalizar marzo, según los datos de los registros del Servicio Público de Empleo Estatal (antiguo Inem), disminuyó en casi 5.000 personas en relación con el mes anterior, lo que representa una caída del 0,10%. Las afiliaciones a la Seguridad Social también subieron en más de 30.500 altas. Un mejora considerable con respecto al mismo periodo de 2012, con el matiz de que fue en los primeros meses del año pasado cuando se inició la segunda fase de la recesión económica y su zarpazo en el empleo, como recuerdan desde Asempleo.

La corrección de los datos de estacionalidad permite contextualizar mejor la recuperación de marzo. La caída de la filiación es la mitad de la producida en marzo de 2012, pero continúa siendo muy superior a la de 2010 y 2011. De hecho, este año ha comenzado con una caída de la afiliación de más de 250.000 personas y un incremento del paro registrado de más de 185.000 con respecto al trimestre anterior.

Entre las buenas noticia, cabe señalar que pese a que la caída continúa, parece que a un ritmo más lento. Es la primera vez desde mediados de 2011 que la bajada trimestral de la afiliación sin estacionalidad es menor a la del trimestre precedente. La moderación del deterioro también se ha notado en el PIB. Según los datos del Banco de España conocidos ayer, la actividad cayó un 0,5%, ligeramente más suave que el 0,7%. “No hay ninguna señal que permita adivinar que este proceso de destrucción de empleo se vaya a detener”, advierte José García Montalvo, catedrático de economía de la Universidad Pompeu Fabra. “Además, la caída interanual del PIB es del 2%, la peor desde 2009”, concluye.

La otra gran variable que influirá y mucho en el dato final será la cifra de población activa, es decir, mayores de 16 años que tienen o buscan efectivamente empleo. De hecho, sólo la fuerte caída de la población activa permitió que los parados queden por debajo de los seis millones. La reducción del número de personas que entran en la contabilización de la base para la determinación de la tasa de paro fue en el último trimestre de 2012 fue de 176.000 personas. “Creemos que se continuará la tendencia descendente, lo que podrá ayudar a frenar ligeramente el porcentaje final de desempleo”, dice María Jesús Fernández, analista de Funcas.

Pero ¿por qué se ha producido este intenso descenso de la población dispuesta a trabajar? Fundamentalmente, por desánimo de quienes buscan empleo y no lo encuentran. De hecho, casi la mitad de los seis millones de parados son de larga duración, lo que significa que llevan más de un año desempleados.

Este desánimo ha afectado casi en exclusiva al colectivo de trabajadores extranjeros, según las últimas cifras del INE. De hecho, en 2012 la población activa de este colectivo se redujo en 175.600 personas, al tiempo que entre los españoles se registraron 16.800 personas más en disposición de trabajar. A este fuerte aumento de los extranjeros que han dejado de buscar trabajo, la última EPA añade otros 169.200 inmigrantes que abandonaron España el pasado año, según esta encuesta

Normas
Entra en El País para participar