Vodafone y Ono ligan la revisión salarial a la evolución de las cuentas

40.000 empleados de ‘telecos’ firman el convenio en plena guerra de tarifas

Telefónica y sus sindicatos pactaron una subida salarial del 1% en 2013 y 2014

Trabajadores en un centro de datos de una operadora.
Trabajadores en un centro de datos de una operadora.

La paz social se va a mantener entre las grandes operadoras españolas de telecomunicaciones. Un escenario que parece desprenderse tras la firma en los últimos días de los nuevos convenios colectivos en compañías como Telefónica España, junto a filiales como Telefónica Móviles y Telefónica Soluciones, Vodafone y Ono.

Los acuerdos vienen a involucrar en su conjunto a cerca de 40.000 personas en una época muy complicada para el sector por la dura guerra de tarifas, agravada por la crisis económica, y su impacto en los precios y por consiguiente en los ingresos de las operadoras. Fuentes sindicales señalan que el gran objetivo de las negociaciones se ha dirigido a garantizar el empleo y evitar nuevos recortes en las plantillas.

La última operadora en firmar el acuerdo fue Ono. Empresa y sindicatos acordaron a final de la pasada semana un nuevo convenio que estará vigente durante los próximos tres años, hasta 2015, con una posible prórroga de dos años adicionales. El acuerdo, que afecta a cerca de 2.800 empleados, incluye una cláusula por la que la subida de los salarios estará ligada al ebitda de la compañía en lugar del IPC.

Ono, que era la primera gran operadora que se enfrentaba a la caducidad en la ultraactividad de su convenio colectivo, indicó que toda la plantilla va a integrarse en el programa de retribución flexible ONOFlex.

En esta línea, también Vodafone y sus sindicatos firmaron un convenio colectivo con una vigencia de dos años, hasta el 31 de diciembre de 2014, con la posibilidad de ser prorrogado un año más. La operadora estableció en el convenio colectivo pactado con las centrales sindicales una cláusula de revisión salarial vinculada a los resultados “medibles y auditables”. Los sindicatos consideraron este punto una mejora con respecto al convenio anterior donde los datos que fijaban la revisión no eran medibles con claridad.

Fuentes sindicales recuerdan que Vodafone fue la primera de las grandes operadoras en aplicar un expediente de regulación de empleo (ERE) justificando la decisión en la caída de ingresos, factor que se incluye en la nueva normativa laboral. El proceso, que incluyó también la externalización de actividades, afectó finalmente a más de 600 empleados, de los que cerca de la mitad fueron bajas voluntarias.

Dentro de este proceso, Telefónica también ha pactado en las últimas semanas los convenios colectivos para las plantillas del negocio fijo, Telefónica Móviles y Telefónica Soluciones, que en su conjunto suman cerca de 32.000 empleados (cerca de 27.000 trabajadores en el ámbito fijo, unos 4.000 en el mundo móvil y cerca de 1.000 en Soluciones). En el caso de Telefónica Soluciones, el acuerdo se estableció la pasada semana.

En la parte fija de Telefónica España, empresa y sindicatos acordaron extender el actual convenio, estableciendo una revisión salarial del 1% para 2013 y 2014. Además, según explican fuentes conocedoras del proceso, se mantuvieron las cláusulas de revisión variable basadas en el ebitda que incluirían incrementos superiores en el caso de que los resultados fuesen mejores.

En el caso de Telefónica Móviles, empresa y sindicatos pactaron un nuevo convenio colectivo para 2013 y 2014, con una revisión salarial del 1% para cada uno de los ejercicios. La situación es similar en el nuevo convenio colectivo de Telefónica Soluciones.

En términos generales, en los convenios de Telefónica se garantizó la empleabilidad de las plantillas, con el compromiso de no tomar medidas de inaplicación del convenio durante su periodo de vigencia, a cambio de contraprestaciones como la suspensión durante 15 meses de las aportaciones al plan de pensiones.

Aportaciones voluntarias al plan de pensiones en Telefónica

En las firmas de los convenios colectivos de Telefónica España, tanto en la parte del negocio fijo como en el móvil y en Telefónica Soluciones, se estableció entre las contraprestaciones, la suspensión de las aportaciones al plan de pensiones durante un periodo de 15 meses, entre el 1 de abril de este año y el 30 de junio de 2014, tanto las del promotor como las obligatorias del partícipe.

A partir de entonces, según establecen los convenios colectivos, las aportaciones habituales para el plan de pensiones volverán de manera automática.

En este sentido, Telefónica ha remitido en los últimos días diversas comunicaciones a los empleados de sus filiales afectadas en las que explica que los trabajadores pueden seguir haciendo, de manera voluntaria, las aportaciones del 2,2% de su salario que venían haciendo hasta ahora. Además, la operadora ha indicado la vía para llevar a cabo la operación a través de internet. De no comunicarlo, el citado 2,2% irá directamente a la nómina de los propios empleados.

Las centrales sindicales han apoyado esta alternativa. Desde CC OO se recuerda que la aportación al plan de pensiones es un ahorro individual que contribuye a complementar la pensión pública en el momento de la jubilación.

Además, en un comunicado, el sindicato ha recordado que las aportaciones al plan de pensiones generan una serie de beneficios fiscales para el trabajador en la declaración de la renta, puesto que dichas cantidades están exentas del IRPF. De igual forma, CC OO ha insistido en que el partícipe puede aportar en cualquier momento más del citado 2,2%, con aportaciones puntuales extraordinarias o periódicas en nómina.

Subida salarial del 2,9% en Orange este año

En la negociación del último convenio colectivo, France Telecom España y sus sindicatos acordaron que las revisiones salariales de los empleados afectados se realizarían tomando como referencia el dato de inflación del año anterior.

En este sentido, el sindicato CC OO recordó días atrás que en 2012 el IPC fue del 2,9%. El sindicato indicó que la revisión salarial sería en abril con efectos retroactivos desde el pasado día 1 de enero.

Con esta premisa, el sindicato señaló que el porcentaje del 2,9% se aplicará sobre el salario objetivo del grupo profesional al que pertenezca el empleado.

Normas
Entra en El País para participar