Incorporar la esperanza de vida será clave en los cambios

Empleo insiste en no cambiar el sistema de pensiones de reparto

El Gobierno quiere que los activos sigan financiando las pensiones de los que se jubilen

No descarta incluir la esperanza de vida como factor para actualizar la prestación

Empleo insiste en no cambiar el sistema de pensiones de reparto

El Gobierno tiene una línea roja en materia de pensiones: cualquier reforma del sistema que recoja el futuro factor de sostenibilidad no supondrá un cambio en el modelo de reparto. Esto es, que los cotizantes en activo seguirán financiando las pensiones de los que se jubilen.

El Ministerio de Empleo está a la espera de recibir a finales de mayo el informe de un grupo de expertos independientes que incluirá sus propuestas para diseñar el denominado factor de sostenibilidad de las pensiones. Se tratará de fijar un conjunto de condiciones macroeconómicas que, de darse, modificarán automáticamente el gasto en prestaciones de jubilación.

Entretanto, surgen otras propuestas de expertos para garantizar la sostenibilidad de las pensiones. La iniciativa más reciente es la planteada estos días por el Grupo Consultivo de Reflexión sobre Políticas Públicas, patrocinado por la patronal de las aseguradoras (Unespa).

Según estos expertos –entre los que están dos miembros del grupo nombrado por Empleo para diseñar el factor de sostenibilidad (Víctor Pérez-Díaz, que preside el comité ministerial, y Rafael Doménech)– el sistema de cálculo de pensiones necesitará un cambio profundo. En su propuesta, se pasaría de un sistema de prestación definida, como el actual, a uno de aportación definida. Aunque se mantendría el sistema de reparto vigente, a partir de una cohorte de edad (que podrían ser los 50 años) se crearían cuentas individuales virtuales, en las que se calcularía el total de aportaciones hechas por cada individuo a través de las cotizaciones de toda su vida laboral y luego se dividirían por los años de esperanza de vida de esa generación.

En este punto, el Ministerio de Empleo insiste en que independientemente de lo que aconsejen los expertos particulares como Unespa, su intención con el diseño del factor de sostenibilidad es no cambiar el sistema de reparto vigente ahora mismo, en el que los cotizantes actuales financian las pensiones de los pasivos.

Si bien desde el departamento que dirige Fátima Báñez no descartan que dicho factor de actualización automática del gasto en pensiones esté ligado de algún modo a la esperanza de vida. Entienden este indicador como un mecanismo general para revisar los parámetros del sistema y no los casos particulares de cada jubilado.

Bruselas prohíbe discriminar por género

Los seguros de coche más baratos y los de vida más caros para las mujeres que para los hombres ya son historia. Esto se debe a que la Comisión Europea decidió prohibir esta práctica de las aseguradoras que en su día fue habitual, según la cual, sus actuarios tenían en cuenta los distintos riesgos de los beneficiarios hasta el punto de que abarataban más las pólizas de automóviles de las mujeres, porque tenían estadísticamente menos accidentes que los hombres; y encarecían, sin embargo, los seguros de vida o de salud femeninos porque vivían más años que los hombres.

Así, sería lógico que cualquier referencia futura a la esperanza de vida en una eventual reforma de pensiones o de los parámetros de este gasto deberá ponderarse entre mujeres y hombres, ya que la de las primeras (84,4 años para las nacidas en 2011) siempre es superior a la de los segundos (78,8).

Normas