Prestó 9,3 millones a la empresa

Sousa vendió el 6,9% de Pescanova antes del preconcurso

Su participación se reduce a un 7,45% y asegura seguir siendo el máximo accionista

Pescanova asegura que ha remitido a las nueve de la noche las cuentas a la CNMV

Las nuevas participaciones reales cuestionan las decisiones del consejo

Sede central de la industria de elaboración y transformación de pescado Pescanova.
Sede central de la industria de elaboración y transformación de pescado Pescanova. EFE

La participación de Manuel Fernández Sousa en Pescanova es desde hace más de un mes del 7,45% aunque hasta ahora, así aparecía en los registros de la CNMV hasta las 18 horas del lunes, había declarado una participación prácticamente del doble, del 14,4%.

El presidente de la multinacional pesquera, y primer accionista, explica en un comunicado que en la mañana del lunes ha declarado a la CNMV que a través de las sociedades Inverpesca y Sociedad Anónima de Desarrollo y Control vendió al mercado entre diciembre y febrero la cantidad de 1,98 millones de títulos.

La crisis de Pescanova estalló justo después, el 28 de febrero, cuando la compañía informó de que no formulaba las cuentas de 2012; el 1 de marzo comunicó su entrada en preconcurso de acreedores. Pescanova ha presentado este lunes formalmente al juzgado su petición de entrada en concurso de acreeedores (que podría suponer la mayor suspensión de pagos de una empresa española de alimentación, por encima de Nueva Rumasa).

Cuando Pescanova comunicó su intención de solicitar preconcurso de acreedores, el 1 de marzo, la acción del grupo cotizaba a 17,4 euros. Cuando fue suspendida su cotización, el pasado 12 de marzo, los títulos de Pescanova cotizaban a 5,9 euros. Entre diciembre y febrero, los meses en los que, asegura Pescanova, Fernández Sousa vendió 1,9 millones de acciones, el grupo cotizó entre los 13 y 18 euros por título.

De acuerdo a los registros publicados en la tarde del lunes, Sousa empezó a vender las acciones el 4 de diciembre (13,6 euros por acción) y no paró de desprenderse de títulos de la empresa que fundara su padre en 1960 hasta el 27 de febrero, justo un día antes de que el grupo informara de que no formulaba sus cuentas.

Al tiempo que se ha ido renovando en la web de la CNMV la participación de Sousa, también han aparecido en los registros del regulador participaciones actualizadas de sociedades controladas por el presidente de Pescanova.

Entre ellas, la de la firma ICS Holdings. Esta sociedad ha informado este lunes a la CNMV de que en 2009 llevó a cabo la transmisión de 2,6 millones de acciones de Pescanova a un precio de 18 euros por título. La empresa, según los datos que hasta ahora aparecían en la CNMV, vendió en octubre de 2009 el 20% de Pescanova a su matriz, Sociedad Anónima de Desarrollo y Control. Esta última compañía, según datos del Registro Mercantil, fue constituida en 1984 y tiene su domicilio en Madrid, en el Paseo de la Castellana. Su administrador único es Manuel Fernández Sousa.

Sociedad Anónima de Desarrollo y Control, de acuerdo a las últimas cuentas depositadas en el registro, correspondientes al ejercicio cerrado en agosto de 2011, firmadas por Fernández Sousa en mayo de 2012 y entregadas al Registro Mercantil el pasado mes de febrero, tenía un patrimonio de 36,7 millones de euros. Ese ejercicio la sociedad, con tres empleados, ganó 3,5 millones. Su objeto social es el de la administración de toda clase de derechos de bienes muebles e inmuebles y la distribución de productos alimenticios.

Sociedad Anónima de Desarrollo y Control está participada por Fernando Fernández Sousa (26,7%); Manuel Fernández Sousa (12,4%); Rosario Andrade Detrell (12,45%); Intergef (25,3%), y Sociedad Gallega de Importación de Carbones (23%). Su empresa participada ICS Holdings controló hasta el pasado mes de septiembre el comité de auditoría de Pescanova, incumpliendo la recomendación al respecto de gobierno corporativo.

En el documento presentado al supervisor bursátil, Fernández Sousa insiste en que, “preocupado por la situación de tesorería del grupo y las dificultades que Pescanova tenía para financiarse, decidió poner su patrimonio a disposición de la compañía para resolver problemas urgentes de liquidez”, dando instrucciones a los administradores de sus sociedades para que el dinero neto resultante de la venta se utilizara de esta manera, añadió la compañía.

De acuerdo con un segundo hecho relevante, publicado hoy, el préstamo de Fernández-Sousa con Pescanova asciende a 9,3 millones de euros, desembolsados entre el 7 y el 18 de febrero. El crédito vence el 7 de mayo, y el tipo de interés es del 5%.

Pescanova subraya que su presidente aportó a la CNMV los documentos que acreditan la entrega a la compañía de estos préstamos a principios de febrero, lo que es “muy significativo” porque en aquellos momentos “seguía intacta la imagen” de la empresa.

Además, destaca que incluso el pasado 26 de febrero, el auditor comunicó a la compañía su intención de confirmar, “sin salvedades”, las cuentas anuales del ejercicio 2012. “Y el mercado reaccionó al alza cuando Pescanova comunicó las dudas sobre la continuidad del negocio y la posibilidad de acogerse al preconcurso, por lo que el esfuerzo económico que hacía el presidente tiene sentido solamente desde el compromiso con la compañía”, añade.

Envío de las cuentas

Pescanova tenía de plazo para presentar sus cuentas relativas al ejercicio 2012 hasta las 24 horas de hoy. La compañía asegura que ha remitido los datos requeridos por la CNMV el pasado día 5 –el supervisor bursátil aseguró en un comunicado que la información era incompletas– a las nueve de la noche. Fuentes de la CNMV explicaron que este organismo no emitirá ningún comunicado hasta que la información enviada por Pescanova sea analizada.

En todo caso, las cuentas presentadas por el grupo alimentario no han pasado por su consejo de administración y tampoco han sido revisadas por su auditor.

En septiembre el grupo presidido por Manuel Fernández Sousa comunicó tener una deuda de 1.522 millones de euros. Sin embargo fuentes cercanas a los bancos acreedores de la multinacional gallega estiman que la deuda real, a día de hoy, puede ser superior en mil millones. Si el pasivo de Pescanova superara los 2.500 millones, el concurso del grupo sería el mayor declarado nunca por una empresa española de alimentación.

 

Las nuevas participaciones cuestionan las decisiones del consejo de administración

Demetrio Carceller, presidente de Damm.
Demetrio Carceller, presidente de Damm.

Manuel Fernández Sousa se presentó a los consejos de administración celebrados por Pescanova entre febrero y marzo con una participación en el grupo comunicada del 14,4%. Esa participación le otorgaba una presencia en el consejo mucho mayor a la que hubiese tenido con la participación que informó tener ayer, del 7,45%.

Fuentes cercanas a Grupo Damm, segundo mayor accionista de la empresa con el 6,1%, indicaron que ahora mismo lo primero es conseguir ver las nuevas cuentas del grupo –para lo que Pescanova tenía de plazo hasta las 24 horas del lunes– y que después estudiarán las acciones a tomar.

Una de las decisiones cruciales tomadas por el consejo de administración fue la del pasado día 5 de marzo, cuando la compañía optó por presentar concurso de acreedores y solicitar la revocación de su auditor, la consultora BDO.

A esa decisión se opusieron cinco consejeros, José Carceller, representante de Grupo Damm; Francois Tesch, en nombre de la firma Luxempart, con el 5,8%; Antonio Basagoiti (consejero de Pescanova desde 1996); José Antonio Pérez Nievas, que representa a la sociedad de inversión Iberfomento (consejero desde 2006); y Yago Enrique Méndez (en el consejo desde 2006). Los siete consejeros que que apoyaron estas acciones fueron Manuel Fernández de Sousa; Fernando Fernández Sousa, en nombre de ICS Holdings; Ana Belén Barreras Ruano; Alfonso Paz Andrade (consejero desde 1997); Pablo Javier Fernández Andrade (en el consejo desde el año 2000, en representación de Inverpesca); Albert Williams (en el consejo desde el año 2000); y Jesús Carlos García (en representación de Sociedad Gallega de Importación de Carbones).

Normas
Entra en El País para participar