Según datos del SIPRI

La crisis económica golpea al gasto militar en el mundo, que disminuye un 0,5%

En 2012 se destinaron 1,33 billones de euros en gastos de armamento

Corea del Sur entre los 15 países con mayor gasto militar.
Corea del Sur entre los 15 países con mayor gasto militar. AFP

Los recortes de gastos en las economías mundiales de EEUU, Europa occidental y central, además de Australia, Canadá y Japón, han golpeado al presupuesto militar mundial que en 2012 fue de 1,75 billones de dólares (1,33 billones de euros), una baja del 0,5% con respecto a 2011, según datos del Instituto para la Investigación de la Paz Internacional de Estocolmo (SIPRI, por sus siglas en inglés). Se prevé que la tendencia siga a la baja durante los siguientes tres años.

Está es la primera disminución en el gasto en armamento desde 1998, sin embargo, es equivalente al 2,5% del Producto Interior Bruto (PIB) del mundo. Estados Unidos continúa encabezando la lista de países que más presupuesto destinan con 682 mil millones de dólares (unos 521 mil millones de euros), a pesar de los recortes que ha tenido desde el colapso de la Unión Soviética.

El segundo y tercer lugar lo ocupan China y Rusia, respectivamente. El país asiático aumentó su gasto en un 7,8% (11,5 mil millones de dólares). En tanto Rusia, es el tercer mayor inversor con un 16% más, situándose en 12,3 mil millones de dólares. Tras estas tres economías, le siguen Gran Bretaña, Japón, Francia, Arabia Saudí, India, Alemania, Italia, Brasil, Corea del Sur, Australia, Canadá y Turquía. En España, el gasto militar bajó de 10.059 en 2011 a 8.974 millones de euros en 2012.

“Los EEUU y sus aliados continúan siendo los responsables de la gran mayoría del gasto militar mundial. Los miembros de la OTAN (Organización del Tratado Atlántico Norte) juntos gastaron un billón de dólares”, asegura Sam Perlo-Freeman, director del Programa de Gasto Militar y Producción de Armas del SIPRI.

El experto afirma que el mundo experimenta el comienzo de un cambio en el equilibrio del gasto militar mundial de los países occidentales ricos hacia las regiones emergentes: mientras que las políticas de austeridad y la disminución de la presión en Afganistán provocan la reducción del gasto en los primeros, los fondos del crecimiento económico continuado lo aumentan en las segundas.

En este sentido, se registraron aumentos en Indonesia y Vietnam, donde las tensiones con China provocan grandes compras navales. También el gasto militar aumentó de forma pronunciada en el norte de África, en un 7,8% como resultado tanto de la modernización militar en curso como de la preocupación por los grupos terroristas en el Sahel.

Según los resultados de SIPRI, en Oriente Medio aumentó un 8,4% su compra de armamento en 2012. El mayor incremento porcentual en todo el mundo fue el de Omán (un 51 por ciento de aumento). Arabia Saudita también aumentó en un 12%. Pero el gasto de Irán, Qatar, Siria y los Emiratos Árabes Unidos se desconoce.

El caso de México en América Latina, la lucha del Ejército contra los cárteles de la droga, ha obligado al gobierno a destinar un 9,7% más de recursos económicos a la compra de armas. Otros países de esta parte del mundo que aumentaron su presupuesto en 2012, fueron Paraguay (43 por ciento) y Venezuela (42 por ciento).

“Todo indica que el gasto militar mundial es probable que siga disminuyendo en los próximos dos o tres años, por lo menos hasta que la OTAN complete su retirada de Afganistán a finales de 2014”, dice Perlo-Freeman, “Sin embargo, el gasto en las regiones con economías emergentes probablemente seguirá aumentando, por lo que el total mundial probablemente tocará fondo después de eso”.

Normas
Entra en El País para participar