La City

Todos a una, Fuenteovejuna

La Junta Directiva Nacional del PP celebrada ayer fue algo más que la primera reunión de la cúpula del partido en nueve meses. Se había especulado mucho sobre cuál sería el formato elegido, si el presidente aceptaría o no preguntas de los periodistas, o si se retransmitiría en directo su discurso.

Finalmente no hubo rueda de prensa y ya son más de tres meses sin que Rajoy responda a una pregunta en España (sí lo hizo en Bruselas). En cualquier caso, lo que sí hubo fue un gran abrazo colectivo de los principales líderes del PP a su presidente y a su mensaje. Muchos salieron de la reunión locuaces para elogiar las palabras de su jefe, en un gesto más que concertado, tratando así de reafirmar que en sus filas todo es unión, armonía y concordia. Y eso pese a los escándalos de corrupción y la crisis que no cesa.

Normas