El líder del centro izquierda italiano tira la toalla

Bersani fracasa en su intento de formar Gobierno en Italia

El jefe del Estado asegura que adoptará otras iniciativas para desarrollar el cuadro institucional

El líder de la centroizquierda italiana, Pier Luigi Bersani tira la toalla tras comunicar al presidente de la Republica Gorgio Napolitano la imposibilidad de formar Gobierno
El líder de la centroizquierda italiana, Pier Luigi Bersani tira la toalla tras comunicar al presidente de la Republica Gorgio Napolitano la imposibilidad de formar Gobierno AFP

El líder del centroizquierda italiano, Pier Luigi Bersani, concluyó hoy sin un resultado “resolutivo” las consultas con las formaciones políticas para formar Gobierno, por lo que el presidente de la República, Giorgio Napolitano, se reserva la potestad de buscar otras soluciones.

Según informó hoy la Presidencia de la República tras una reunión entre Bersani y Napolitano, el jefe del Estado “adoptará distintas iniciativas que permitan desarrollar el cuadro institucional” italiano en el futuro, ante el incierto panorama político surgido tras las elecciones generales de finales de febrero.

Bersani, quien cuenta con mayoría absoluta en la Cámara Baja, pero no en el Senado, confirmó que las consultas que ha llevado a cabo desde el pasado sábado no fueron “resolutivas” y aseguró que le explicó a Napolitano las “dificultades derivadas de las negativas o las condiciones” expresadas por algunas formaciones, que no consideró “aceptables”.

Instantes después, fuentes de la formación de Bersani, el Partido Demócrata (PD), precisaron que este resultado de las consultas de su secretario general no supone que este haya renunciado a intentar formar Gobierno.

Tras las breves comparecencias sin preguntas, al término de una reunión de casi hora y media de duración, las incógnitas del futuro Ejecutivo italiano siguen abiertas, después de que Bersani recibiera el pasado viernes el encargo de buscar apoyos para intentar formar Gobierno tras las consultas hechas por el propio Napolitano durante dos días.

En los últimos seis días Bersani se ha reunido tanto con los agentes sociales como con los partidos políticos, concluyendo hoy la ronda con las dos principales formaciones de su coalición, que abogaban por que acudiera al Parlamento a intentar lograr la investidura, a pesar de no haber recibido apoyo expreso de parte de otras fuerzas parlamentarias.

Para poder lograr la investidura de su Gobierno en el Senado, Bersani necesitaba el apoyo al menos del Movimiento 5 Estrellas (M5S), del cómico Beppe Grillo, o de la centroderecha liderada por el ex primer ministro Silvio Berlusconi.

Grillo rechazó de pleno cualquier tipo de apoyo de investidura por parte de su formación, mientras que Berlusconi propuso un Gobierno de unidad nacional del que ellos también formaran parte, una posibilidad descartada desde el principio por Bersani. 

 

Normas
Entra en El País para participar