Berlusconi prepara otra campaña electoral por si no se forma gobierno en Italia

Silvio Berlusconi asegura que está preparado para empezar un campaña electoral si no se forma gobierno en Italia.

Berlusconi prepara otra campaña electoral por si no se forma gobierno en Italia
AFP

Silvio Berlusconi, asegura que está preparado para empezar pronto un campaña electoral si no se logra formar gobierno en Italia.

Durante la manifestación que su formación convocó hoy en Roma, Berlusconi apareció en la plaza del Popolo, donde se habían reunido decenas de miles de personas, para criticar duramente a sus adversarios políticos y afirmar que, si el centroizquierda de Pierluigi Bersani no consigue formar gobierno, “están preparados para ir a las elecciones”.

El jefe de Estado italiano, Giorgio Napolitano, ha encargado a Bersani “explorar” si cuenta con los apoyos necesarios para formar gobierno, después de que la coalición de centroizquierda fuera la más votada en las elecciones del 24 y el 25 de febrero y consiguiera mayoría absoluta en la Cámara de los Diputados, pero no en el Senado.

“Si después del encargo precario que Bersani ha recibido insisten en el intento absurdo de querer gobernar con el apoyo de algunas minorías, que sepan que nuestra oposición será durísima en el Parlamento y en las plazas, en medio de la gente que sufre y que ellos no ven”, dijo Berlusconi.

Pidió que, si no se logra constituir gobierno, no se haga “perder tiempo al país y se de la voz a los italianos en la urnas”.

“O se forma un gobierno fuerte que implique a todas las fuerzas políticas en estos momentos tan graves para el país o se va a votar. No hay alternativas”, subrayó.

Berlusconi fue aclamado por sus correligionarios durante la manifestación, que tenía como eslóganes “Todos con Silvio” o “A Silvio no se le toca”.

La marcha fue convocada con el único objetivo de criticar a la Justicia italiana, después de que se comunicase a Berlusconi que estaba siendo investigado por corrupción en el caso de la compra de votos en el Parlamento para hacer caer en 2006 al Gobierno de su entonces adversario Romano Prodi.

Sin embargo, en los últimos días el conservador PDL ha pedido a Berlusconi “moderación” debido a las circunstancias políticas que atraviesa el país, ya que será difícil formar un gobierno, por lo que el acto se convirtió en un llamamiento para pedir “menos presión fiscal, burocrática y judicial”.

El acto, que empezó con la proyección de imágenes de la carrera política y empresarial de Berlusconi y extractos de algunas de sus entrevistas, incluyó un mitin del exprimer ministro con duras críticas a sus enemigos políticos y lo que pareció el lanzamiento de su campaña electoral.

Berlusconi destacó la necesidad de reducir “los impuestos a las familias, las empresas y el trabajo, porque esto conlleva más consumo, producción y puestos de trabajo y más entradas en las arcas del Estado”.

Pero también cargó contra la magistratura e instó a una reforma judicial “para que a nadie le ocurra” lo que le ha pasado a él.

“Los magistrados tienen que ser imparciales y aparecer como imparciales”, indicó Berlusconi, quien defendió la posibilidad de “poder revocar a un fiscal o a un juez si se considera que milita en una área politizada, considera a uno un enemigo político y usa el arma de la justicia para combatirlo y dañarlo”.

“Dejadme decir que yo solo he podido resistir ante todo el fango que me han arrojado este año. Solo yo podría resistir al dolor que me provocan estos juicios y los gastos que he tenido que afrontar”, añadió.

Berlusconi volvió a cargar contra “los comunistas” y bromeó al asegurar que, de tanto verlos, sufrió una conjuntivitis, que le mantuvo una semana en el hospital.

 

Normas