La memoria del proyecto de ley incluye los cálculos

El Gobierno prevé ahorrar 440 millones con la reforma eléctrica de las islas

La norma está en el Parlamento

Afecta a la "posición de domino" de Endesa

Cambiará el marco regulatorio

Parque eólico y solar del Instituto Tecnológico de Canarias.
Parque eólico y solar del Instituto Tecnológico de Canarias.

La memoria económica que acompaña al proyecto de ley de reforma de los sistemas eléctricos insulares y extrapeninsulares que explota Endesa (Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla) incluye un cálculo aproximado del ahorro que supondrá la aplicación de una norma cuyo objetivo es garantizar el suministro; aumentar la competencia y “reducir el extracoste de la generación” en estos territorios aislados. Aunque según el análisis del Gobierno el proyecto de ley tendrá “un impacto presupuestario favorable”, ya que una ley de 2009 obliga al Estado a hacerse cargo de dichos extracostes, la realidad es que los Presupuestos Generales del Estado no los están sufragando.

En un análisis que el propio legislador considera poco exhaustivo, pues el ahorro dependerá del grado de penetración de la nueva generación, de la tecnología utilizada, del lugar en que se ubique y del desarrollo reglamentario de la futura ley, el ajuste sería como mínimo de 440 millones de euros anuales.

Esa cifra procedería del menor coste derivado de la renovación de las centrales de más de 25 años (500 MW térmicos), que el Gobierno estima en 50 millones de euros; del ahorro por el nuevo mecanismo que se implantará para calcular el precio del combustible, probablemente de un 10%, hasta un total de 170 millones. Una de las medidas destacadas del proyecto de ley ya en trámite es el cambio de metodología para determinar el coste del combustible, que ahora tiene como base el precio de los mercados spot internacionales, lo que beneficia a Endesa, que realiza compras cetralizadas, pero que, sin embargo, no puede aprovechar el sistema.

Otros ahorros se derivan de la puesta en marcha de las dos regasificadoras en proyecto, que pasarán a manos de Enagás, y que permitirá que las centrales de generación de Gran Canarias y Tenerife (hoy de gasoléo y fuelóleo) se reconviertan a gas, un combustible más barato. Con esta reconversión el ahorro total en estas dos islas sería de otros 220 millones.

En 2010, el coste total de generación de estos sistemas que explota Endesa ascendió, según el análisis de impacto económico, a 2.368 millones de euros, de los cuales, 1.640 millones se consideraron extracostes que sufragan todos los consumidores españoles en los peajes de acceso.

Las previsiones de 2011 (las cantidades se liquidan en los años siguientes) apuntan a unos costes de 2.654 millones y 1.725 millones de extracostes. De todos los subsistemas, el más barato es el de Mallorca-Menorca, con un precio de 84 euros MWh en 2011 y el más caro, el de la isla del Hierro, con 240 euros MWh, frente a una media en la península de 65,4 euros MWh. Hay que recordar que Balerares ya está conectada con la península a través de cable eléctrico y gasoducto.

Pero también habrá algún impacto negativo, como el derivado del trasvase de las instalaciones de bombeo (que a la larga favorecerán la instalación de renovables, más baratas en las islas que el propio régimen ordianrio)de Endesa al operador del sistema, REE. Concretamente, 45 millones de euros para la planta de Gorona del Viento, en la que se han invertido 80 millones de euros (35 millones procedentes de los Presupuestos del Estado). En el resto de instalaciones de bombeo en archipiélago canario aún no se ha invertido nada, según el Gobierno, únicamente en los estudios previos.

En cuanto a la inversión en las regasificadora, estas serán retribuidas a través de los peajes que pagan los consumidores, con un coste estimado de 30 millones de euros.

La futura ley tendrá un efecto en la competencia, según el Gobeirno, pues se ha diseñado en contra de la posición de dominio que Endesa (antigua empresa pública) tiene en ellos.

 

Las claves de un proyecto de ley

Reforma. La memoria en la que el Gobierno justifica la oportunidad de la reforma de los sistemas eléctricos de los dos archipiélados, de Ceuta y de Melilla señala que estos sistemas “singulares” presentan “una serie de carencias que amenazan la seguridad del suministro y dificultan la reducción de los costes de las actividades destinadas al suministro”.

Nuevo marco. Para ello plantea un cambio del marco regulatorio, que incluye un nuevo mecanismo de retribución de la generación y una nueva metodología para calcular el precio del combutible que se utiliza en las centrales, que es un 60% del coste de generación.

Más competencia. la ley pretende impulsar la competencia, por lo que se restringirá la participación de Endesa, que tiene una posición de dominio en generación y distribución eléctrica (ambas actividades están reguladas en dichos sistemas) y se favorecerá la entrada de nuevos operadores.

Poder a REE. La norma pretende reforzar el papel del operador del sistema, para lograr una mayor penetración de las renovables, que en esos territorios resultan más baratas que el régimen ordinario. Para ello y, como mecanismo de respaldo de las energías verdes, existe un plan para implantar centrales de bombeo por parte de Endesa, que, dice la memoria, está sufriendo “un importante retraso”.

El bombeo. E lGobierno considera que estas plantas deben estar en manos de REE, “para que se garantice la independencia”. Hay quien opina, que estas centrales deberían ser subastadas, pues si quedan en manos del operador se disparará la retribución.

Regasificadoras. Otra medida para lograr la introducción del gas en Canarias es ceder a Enagás el control de los proyectos de regasificadoras de Canarias.

Unesa se une contra el ataque de Nadal a Endesa

Unesa, la asociación que integran las cinco grandes eléctricas mostró ayer “su preocupación” por las declaraciones realizadas la semana pasada en el Senado por el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, en las que atacaba a Endesa, y la definió como “una empresa extranjera” en contraposición con las relaciones “fluidas” que el ministerio mantiene con el resto de eléctricas.

Según explica Unesa en una nota de prensa, todas sus empresas (Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, EDP y Eon) y la propia asociación, “están siempre dispuestas a mantener un diálogo fluido con el secretario de Estado de Energía, así como con el Ministerio de Industria a fin de establecer relaciones enriquecedoras y positivas”.

Respecto a Endesa, destaca que es una empresa que cuenta con más de "11.000 empleados españoles"; que ha invertido en España 10.000 millones de euros en los últimos cuatro años, que suscribió 7.000 contratos "con proveedores españoles" por valor de 2.300 millones de euros en 2012 y que tiene más de 12 millones de clientes en nuestro país. Además, y al margen de su larga historia en el sector energético español, “es actualmente una de las empresas fundamentales para la garantía del suministro eléctrico en España”, añade.

Unesa recuerda a Nadal que “el sector eléctrico español es vital para la economía del país y para la recuperación económica de España”. La contribución de las empresas que integran Unesa al conjunto de la economía española se sitúa en el 1,1% del PIB, únicamente teniendo en cuenta la aportación directa a través del sector eléctrico. Si se incluyen los efectos indirectos e inducidos, este porcentaje se eleva al 1,9%.

En cuanto al empleo, supone el 1% del total en España, con 37.000 trabajadores directos y otros 130.000 indirectos e inducidos.

Normas