A través de operaciones acordeón y nuevos fondos

Valencia cubre 1.525 millones de agujero en la tele y radio autonómicas

Los contribuyentes valencianos asumirán la totalidad del saneamiento

Alberto Fabra, presidente de la Generalitat Valenciana
Alberto Fabra, presidente de la Generalitat Valenciana

Justo 24 horas después de la quema de Las Fallas, el accionista único del ente público Radiotelevisión Valenciana y la radio pública de la Comunidad, “ejerciendo funciones de junta general” decidió el pasado día 20 de marzo, llevar a cabo una espectacular operación acordeón para sanear las pérdidas acumuladas de las dos sociedades.

En total la Generalitat reconoce con las operaciones citadas unas pérdidas acumuladas que alcanzan la cifra de 1.525 millones de euros. Estos números rojos se cubrirán con cargo a los recursos propios de ambas compañías, que reducirán su capital a cero.

En el caso de la televisión los 1.304 millones de euros que la Generalitat ha invertido en la gestora de la televisión autonómica se evaporan en su totalidad. Como con este primer saneamiento no llega para asumir todas las pérdidas acumuladas en el balance, el administrador único de la sociedad, Luis Redondo, pone en marcha una nueva ampliación, en este caso de 167,13 millones de euro, que el accionista cubre mediante “compensación de créditos y aportaciones no dinerarias”.

En esta ampliación, también se lleva a cabo una reducción y con ella se amortizan 162,1 millones de euros adicionales de números rojos. A resultas de ambas operaciones, el capital social de la Radiotelevisión Valenciana queda establecido en 5 millones de euros.

En paralelo, Nuria Romeral, administradora de Radio Autonomía Valenciana, decidió, también el día 20, llevar a cabo la misma mecánica para asumir 59 millones de pérdidas acumuladas que arrastraba la sociedad. En este caso los 51,8 millones que la sociedad tiene como capital social se reducen a cero y se inyectan otros 7,5 millones que la Generalitat cubre capitalizando créditos y con nuevo capital público. Estos 7,5 millones se reducen a su ve prácticamente al 100% para asumir los números rojos remanentes y dejar el capital social de la radio pública en 60.000 euros.

Fuentes del ente público valenciano consultadas por Cinco Días aseguran que este proceso forma parte del plan de saneamiento de los medios de comunicación públicos para formalizar el nacimiento de una nueva sociedad, sin pérdidas ni deuda, que será la nueva propietaria del canal de televisión y la radio autonómica.

Normas