Mensaje optimista

Galán no ve "razonable" que por "razones fiscales" sea inviable la central de Garoña

"España comienza a recuperar su atractivo como destino de inversión"

Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola.
Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola. EFE

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ha lanzado esta mañana un mensaje optimista sobre la economía española en su discurso en la junta de accionistas de la eléctrica. Ha manifestado que 2013 será un año "de transición", y en el último trimestre prevé que se registren "tasas de crecimiento positivas". Galán ha defendido las reformas emprendidas por el Gobierno de Mariano Rajoy, que tendrán "un impacto positivo sobre el empleo a partir de la segunda mitad de 2014, y con más fuerza en los años siguientes".

En esta línea, el primer ejecutivo de Iberdrola ha señalado que España "comienza a recuperar su atractivo como destino de inversión", y que ya está "entre los diez países más prometedores en la recepción de inversión extranjera para los dos próximos años".

Sobre las regulaciones del sector eléctrico realizadas por el Ejecutivo de Rajoy, ha dicho que las nuevas tarifas permiten la titulación del exceso del déficit eléctrico en 2012. Sí ha reconocido un impacto negativo de 100 millones en su negocio eólico por el Real Decreto Ley 2/2013, aunque "se ha avanzado en la definición de un sistema de remuneración".

En relación con el negocio internacional, Galán ha confiado en que Barak Obama avance en "el equilibrio de las finanzas públicas", por el importe recorte presupuestario en servicios sociales que ha contraído a la economía estadounidense. El Congreso de este país aprobó el pasado 1 de enero la prórroga a los incentivos fiscales a las energías renovables, que han reportado a Iberdrola 2.000 millones en los últimos años. La nacionalización de parte de los negocios de Iberdrola en Bolivia también ha formado parte del discurso de Galán en la junta. Iberbolivia, que supone el 0,2% de la actividad total del grupo, está participada al 63% por la compañía española y ahora está en fase de valoración, para la correspondiente indemnización a sus accionistas. La cantidad se conocerá en unos dos meses.

Galán ha recibido los aplausos de los accionistas al anunciar un dividendo de 0,305 euros brutos por título, más 0,005 por prima de asistencia a la junta. El reparto llega con cargo a los beneficios de 2012 (2.800 millones netos, un 1,3% más). El 41% del resultado procede de Estados Unidos y Reino Unido, donde la filial Scottish Power construirá un cable submarino de 400 kilómetros que unirá Escocia con Gales. La inversión alcanzará los 450 millones de libras. Este proyecto ha sido comentado en la junta por José Luis San Pedro, consejero director general de la eléctrica, que ha adelantado que el primer parque eólico marino de Iberdrola estará ubicado en el mar de Irlanda. Costará 800 millones de libras y generará energía equivalente al consumo de 300.000 hogares.

En su estrategia para reducir deuda (1.400 millones netos menos en 2012 y un nivel de apalancamiento del 47,1%), Iberdrola ha conseguido financiarse en los mercados internacionales en condiciones "más favorables" que las que consigue España, ha destacado Galán.

En respuesta a los accionistas, Galán ha desvelado que la central nuclear de Garoña está "en perfectas condiciones técnicas para funcionar", pero que resulta "inviable" por "razones fiscales" en relación con los nuevos impuestos que gravan estas instalaciones, algo que "no es razonable, en mi opinión". Todos los inversores han tenido un tono muy positivo con el presidente de Iberdrola, salvo Felipe Izquierdo, que le ha criticado por lo elevado de su sueldo, "que con siete millones gana más que Mariano Rajoy". Galán no ha entrado en este debate y sí que ha concretado que el 42% de las inversiones del grupo tienen por destino Gran Bretaña, una "apuesta decidida que seguirá en los próximos años". Sólo en el apartado de redes inteligentes invertirá 10.000 millones en las islas.

Normas