Prevé lograr cien millones de pasajeros anuales

Ryanair encarga a Boeing 175 aviones por 12.000 millones

Logrará así una flota superior a los 400 aparatos

Michael O'Leary, presidente de Ryanair.
Michael O'Leary, presidente de Ryanair. AFP

Con esta operación, la compañía radicada en Dublín prevé superar en marzo de 2019 los cien millones de pasajeros anuales y afianzar su dominio en el continente, mientras para la firma de Seatle supone un espaldarazo en el pulso que mantiene con la europea Airbus.

Boeing y Ryanair respondían así al acuerdo logrado ayer por la aerolínea indonesia Lion Air con el consorcio franco-hispano-alemán para adquirir 234 aviones Airbus A320 por 18.400 millones de euros, una cifra récord en la aviación comercial internacional.

Según informó hoa aerolínea irlandesa, que solo cuenta con aviones Boeing, la operación permitirá aumentar su flota en “más de 400” aeronaves en 2018, la fecha de entrega del último de estos aparatos de tipo medio, y creará “más de 3.000 nuevos empleos” para “ingenieros, pilotos y personal de cabina”.

Actualmente Ryanair, que cubre vuelos de corto y medio recorrido, tiene 305 aeronaves Boeing, 75 de las cuales serán sustituidas con el nuevo encargo, el más importante realizado por una empresa europea que, además, contribuirá a mantener “miles de puestos de trabajo especializados” en el fabricante estadounidense, aseguró la aerolínea en un comunicado.

El acuerdo, firmado en Nueva York por el director ejecutivo de Ryanair, Michael O'Leary, y el presidente de la división de aviones comerciales de Boeing, Ray Conner, pone también fin al tira y afloja que han mantenido ambas empresas desde 2009, cuando la aerolínea rompió las negociaciones para adquirir 200 aeronaves.

Fiel a su estilo agresivo, O'Leary dijo entonces que los directivos de Boeing eran “una banda de idiotas” y de “ineptos”, pero predijo que la firma volvería a la mesa de conversaciones para ofrecer unos términos más favorables.

Parte del crecimiento de la compañía irlandesa se ha debido a la habilidad de sus dirigentes para lograr contratos con sustanciales descuentos, como el alcanzado en 2002 para la compra de 100 Boeing en un contexto de mercado deprimido por los atentados terroristas perpetrados en EEUU un año antes.

En este sentido, ambos directivos reconocieron hoy que los aparatos del fabricante estadounidense han sido “la piedra angular del éxito” que ha experimentado Ryanair en los últimos años gracias a la “eficiencia y fiabilidad” de los 737-800.

Dependiendo de la configuración que elija una aerolínea, estas aeronaves pueden transportar entre 162 y 189 pasajeros en vuelos de corto y medio recorrido y cuentan con una capacidad máxima de combustible de 26.020 litros.

Entre otras novedades, los 737-800 también están dotados con asientos de cuero y servicio wifi.

Con esta operación Ryanair también parece haber tirado la toalla en su empeño por hacerse con la rival irlandesa Aer Lingus, privatizada en 2006, después de que la Comisión Europea (CE) bloqueara el pasado mes su oferta de compra de 694 millones de euros para mantener la competitividad del sector.

A largo plazo, la estrategia de Ryanair estará encaminada a expandir sus operaciones en Europa e incluso fuera del continente en Israel o Marruecos, país este último donde ya volaba y tiene previsto abrir dos bases de operaciones.

Normas