Informe de las 15 mayores compañías españolas

La gran empresa prevé que España volverá a crecer a finales de año

El presidente del Consejo Empresarial de la Competitividad y de Telefónica, Cesar Alierta, cree que a España solo le queda un trimestre en negativo

El empleo volverá a crecer en 2014

Presentación del infome "España, un país de oportunidades", el Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC)
Presentación del infome "España, un país de oportunidades", el Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC)

La agenda reformista que el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, emprendió en diciembre de 2011 recibió ayer el aval del Consejo Empresarial para la Competitividad. Este lobby empresarial, creado en 2011 e integrado por las 15 mayores compañías españolas (Telefónica, El Corte Inglés, Mango, Banco Santander, Repsol, Acciona, La Caixa, BBVA, Mapfre, Inditex, Grupo Planeta, ACS, Ferrovial, Mercadona, Iberdrola) y el Instituto de la Empresa Familiar, presentó ayer un informe en el que hizo una encendida defensa de los fundamentos de la economía española. “Hace un año poca gente creía que España iba a ser capaz de hacer un proceso de consolidación fiscal tan fuerte, que sería capaz de realizar reformas estructurales o de ganar competitividad. Las dudas se están disipando y ha llegado la hora de mirar claramente con optimismo al futuro. España es un país de oportunidades”, subrayó el presidente de Telefónica y del CEC, Cesar Alierta, durante su exposición.

El informe augura que el PIB de España dejará de caer en el tercer trimestre de este año, tras encadenar siete trimestres de descensos, y que en el cuarto registrará ya una tasa positiva de crecimiento del 0,3%. Las previsiones del CEC apuntan a que la tasa de paro empezará a caer en el último trimestre de 2012 y que se empezarán a crear puestos de trabajo en la primera mitad de 2014. A este vaticinio puede contribuir, según el CEC, el hecho de que el ajuste fiscal será menor este año que en 2012, lo que evitará que el consumo y la inversión se vean tan penalizados, y el buen tono que seguirá mostrando el sector exterior

El análisis centra sus elogios en el proceso de consolidación fiscal, en el saneamiento del sistema financiero y en la reforma del mercado de trabajo. Para evitar suspicacias respecto a la objetividad de sus pronósticos, Alierta se rodeó del economista jefe del BBVA (Jorge Sicilia), del director financiero del Santander (José Antonio Álvarez) y del director de análisis económico de Telefónica (Juan Antonio Mielgo). Todos rechazaron, ante las preguntas de los periodistas, que las previsiones fueran excesivamente optimistas. Y para ello se refugiaron en los datos estadísticos. Con respecto al déficit, Álvarez destacó que el esfuerzo fiscal de 2012 (4,9 puntos porcentuales) representa un ajuste sin precedentes que ha reforzado la credibilidad de España. “2013 será un año fiscal menos exigente, ya que las necesidades de financiación serán un 17% inferiores”, remarcó. El director financiero del Santander resaltó que el coste fiscal de la crisis bancaria se ha limitado a 5,7 puntos del PIB, por debajo de los 40,7 puntos de Irlanda o los 12,7 de Holanda.

Las principales consideraciones, sin embargo, se las llevó la reforma laboral, en vigor desde febrero de 2012, que, a juicio de la CEC, ha tenido varios efectos positivos. Entre ellos, Sicilia destacó que las contrataciones indefinidas crezcan por primera vez desde la crisis, especialmente en las compañías de menos de 50 trabajadores, que las suspensiones parciales hayan ganado terreno a los despidos y que la tasa de crecimiento de los salarios nominales se haya reducido cinco puntos en un año.

Un ‘road show’ internacional para avalar las reformas

En junio de 2011, el Consejo Empresarial para la Competitividad presentó el informe “Perspectivas y fortalezas de la Economía Española”. En mayo de 2012 hizo lo mismo con otro estudio sobre “Crecimiento y Sostenibilidad de la economía española”. En ambos defendía con vehemencia la solidez de la economía española, lo que le valió alguna crítica al ser tachado de excesivamente optimista. En el informe presentado ayer han dado un paso más y han decidido organizar un road show por 23 ciudades de todo el mundo para vender las reformas del Ejecutivo en el exterior. Este periplo se iniciará en abril y tendrá una duración de dos meses. Para la organización de los eventos, el CEC contará con la colaboración del ICEX, que se encargará a través de las oficinas comerciales de ampliar la repercusión de esos eventos y de publicitarlos en los destinos.

Habrá ocho eventos en Europa (París, Londres, Zurich, Bruselas, Milán, Berlín, Francfort y Amsterdam), cinco en EE UU (Chicago, Boston, Nueva York, San Francisco y Washington), cuatro en Asia (Pekín, Hong Kong, Tokio y Singapur) y seis en Latinoamérica (México DF, Bogotá, Lima, Santiago de Chile, Buenos Aires y Sao Paulo).

En todos ellos habrá siempre un representante del lobby empresarial, un delegado de la agencia Efe, que será el encargado de moderar el debate, y un economista de referencia, que será el encargado de realizar la ponencia principal. Ya han confirmado su presencia José Manuel Campa y Alfredo Pastor, profesores del IESE Business School y ex secretarios de Estado de Economía con Zapatero y González, y Ángel Ubide, economista del Peterson Institute for International Economics en Washington.

Normas