Exige al grupo alimentario que desvele a la mayor brevedad su situación patrimonial

La CNMV investiga a Pescanova y sus administradores por abuso de mercado

La Comisión Nacional del Mercado de Valores exige que comunique sus cuentas de 2012

La empresa congela el nombramiento de Houlihan Lokey como asesor para renegociar su deuda

Sede central de la industria de elaboración y transformación de pescado Pescanova en Chapela en el ayuntamiento de Redondela. EFEArchivo
Sede central de la industria de elaboración y transformación de pescado Pescanova en Chapela en el ayuntamiento de Redondela. EFE/Archivo EFE

El literal del comunicado de la CNMV asegura;  “ante los acontecimientos recientes y las informaciones publicadas en los últimos días en relación con los hechos relevantes publicados por Pescanova el 28 de febrero y el 1 de marzo, informándose en este último de que la compañía ha presentado preconcurso de acreedores para la renegociación de su deuda”, la CNMV informa de la apertura “de una investigación para determinar la existencia de posibles indicios de comportamientos de abuso de mercado por parte de la compañía, de sus administradores o de terceras personas”.

Asimismo, asegura que ha requerido a la entidad que proceda a remitir a la mayor brevedad posible la información correspondiente al segundo semestre del año 2012, así como determinada información complementaria sobre la situación patrimonial, niveles de endeudamiento, importe de las deudas vencidas y no pagadas, entre otras, para su puesta a disposición del público. Las acciones de la compañía cerraron ayer con una caída del 17% y hoy baja el 30%.

PESCANOVA 0,57 -0,88%

En paralelo, el grupo alimentario comunicó que ha dejado sin efecto el contrato con su asesor financiero, al que había encargado renegociar la deuda de la compañía, que la obligó a presentar un preconcurso de acreedores a principios de mes.

La empresa gallega comunicó a primera hora a la Comisión Nacional de Valores (CNMV) que suspendía de manera temporal el contrato con Houlihan Lokey. Las empresa aclaró que aún no se habían formulado “los términos de la relación contractual” y, por el momento, todo queda pendiente de que éstos sean “ratificados por el consejo de administración una vez formuladas las cuentas anuales de 2012”.

El valor cae en desgracia y se desploma un 58%

El 100% de los analistas recomendaba comprar Pescanova antes de que abriera la puerta a declararse en concurso de acreedores. Diez casas de análisis siguen el valor, al que asignaban precios objetivos de entre 19,90 y 23,99 euros por acción.Ni un solo indicio hacía presagiar una situación como la que afronta la compañía que preside Manuel Fernández de Sousa, a su vez máximo accionista con el 14,3% del capital.

La empresa alimentaria, tras noquear al mercado a última hora del día 28 de febrero, no logró casar ninguna cotización hasta la subasta de cierre del 1 de marzo. El desplome fue sideral, del 60%: pasó de 17,4 euros por título a 6,96 euros. Se evaporaron unos 300 millones de euros de capitalización, su valor en Bolsa cayó de 500 a 200 millones de euros en una sesión. El martes 5 prosiguió la caída, llegó a mercar un mínimo intradía en los 3,6 euros por título, si bien a cierre moderó los descensos y concluyó a 6,30 euros. Después, y mientras los analistas reiteraban su confianza en el valor, se decantó por las subidas. Desde ese cierre, se disparó un 47%. El balance desde que comenzó el culebrón, después de la caída del 17,42% de hoy, es de un hundimiento del 58%. Su última cotización de 7,32 euros por títuloc, con una capitalización de 210,4 millones.

El último movimiento tiene que ver con la designación de un asesor financiero –Houlihan Lokey– a última hora del 6 de marzo, día en que comenzó su recuperación en Bolsa. El lunes 11 de marzo, la compañía avisó, sin embargo, a la CNMV de que suspende “temporalmente” el contrato.

El consejero de Pescanova exconsejero delegado de la firma, Alfonso Paz-Andrade Rodríguez, vendió el 6 de febrero 75.000 acciones de la compañía de alimentación a 16,6 euros por título.

Los movimientos de Pescanova en Bolsa en las últimas sesiones se han producido con un volumen de negocio elevadísimo. El miércoles, se cruzaron 10,17 millones de acciones; el jueves, 6,37; el viernes, 4,78; y el lunes, 2,1. Estos importes contrastan con la media diaria de 366.459 títulos del último año, según Bloomberg.

Eventuales inversores bajistas han podido sacar partido de estas fuertes oscilaciones. Una venta a corto de 10.000 títulos a 17,40 euros que exija el 10% de la inversión (17.400 euros) y su cierre el lunes a 6,96 habría supuesto una ganancia del 500% en un solo día.

El miércoles pasado Pescanova comunicó a la CNMV que designaba a Houlihan Lokey como asesor financiero y ponía “en marcha el proceso de renegociación de su deuda financiera”. 
Un pasivo que alcanza los 1.500 millones de euros, de los cuales, este año vencía una deuda por importe de 203,36 millones de euros con entidades de crédito, obligaciones y deudas no comerciales. La incapacidad para hacer frente a esta deuda llevaron a la empresa a solicitar un preconcurso de acreedores ante el decanato de Pontevedra el 1 de marzo, horas después de comunicar a la CNMV que no presentaba las cuentas anuales de 2012 y condicionaba su exposición a tener “la certeza de la venta de ciertos activos de la actividad de cultivo de salmón” o a “la renegociación de la deuda” a través del inicio de un preconcurso.

Pescanova se ha negado a atender a los medios desde entonces y remite a la CNMV para cualquier información, por lo que los rumores proliferan. Según informó Europa Press, el banco de inversión estadounidense Houlihan Lokey ya había mantenido una reunión con el pool bancario el pasado jueves y estaba a la espera de una nueva cita, una vez se hubiera fijado el importe exacto de la deuda a refinanciar.

La agencia informó también de que la suspensión del contrato con el asesor podría deberse a discrepancias en el seno del consejo de administración de Pescanova, compuesto por 12 consejeros, acerca del proceso a seguir una vez solicitado el preconcurso de acreedores. De hecho, el Grupo Damm, segundo mayor accionista de la compañía con una participación del 6,18%, solicitó al grupo gallego el pasado jueves la convocatoria de un consejo extraordinario para requerir más información sobre la situación de la compañía. Aún se mantine a la espera de una respuesta de la firma presidida por Manuel Fernández de Sousa-Faro. 

La noticia de la suspensión del contrato con Houlihan Lokey ha mantenido la recaída de Pescanova en la Bolsa iniciada el viernes pasado. Si a mediados de semana la empresa experimentaba alzas en sus acciones que llegaban a rozar el 30%, la sesión del viernes cerró con una caída del 10,4% hasta los 8,87 euros por acción frente a los 17,4 euros que cotizaba antes de presentar el preconcurso.

El grupo Houlihan Lokey, con sede en Los Ángeles, California, ha participado como asesor en 11 de las 15 mayores quiebras de la última década y, tan solo durante 2011, asesoró 103 operaciones empresariales con un valor por encima de los 1.000 millones de dólares en EE UU. En sus más de 40 años de experiencia, ha colaborado en 900 procesos de reestructuración en los últimos años y en procesos de fusiones, adquisiciones y operaciones sobre compañías cotizadas.

En España, el responsable del grupo, Manuel Martínez Hidalgo, en su cargo de managing director, se ha ocupado de las negociaciones de Martinsa Fadesa, Panrico, Levantina, GAM o BodyBell durante los últimos cinco años. De hecho, estaba previsto que la firma de servicios financieros abriera una oficina en Madrid en los próximos meses.

Normas