Conflicto laboral

La mediación de Iberia queda pendiente hasta el lunes

Dirección y fuerzas sindicales siguen sin acuerdo en las garantías de crecimiento

El mediador, Gregorio Tudela, apuesta por las prejubilaciones

Gregorio Tudela, mediador en el conflicto laboral de Iberia
Gregorio Tudela, mediador en el conflicto laboral de Iberia

El fututo de Iberia sigue pendiente de las conversaciones entre la dirección y los sindicatos en el marco de la mediación que está llevando a cabo el catedrático de Derecho del Trabajo Gregorio Tudela. En la tarde de hoy han discutido el plan por el que Tudela trata de encauzar el conflicto y que rebaja el número de bajas de los 3.807 empleados a 3.141. Cada parte ha desvelado sus impresiones sobre la hoja de ruta marcada por el mediador y todos han quedado emplazados a primera hora del lunes con el objetivo de sentenciar definitivamente el citado plan.

El pacificador propuesto por Fomento no ha entrado a sentar las bases de crecimiento de Iberia a partir del ajuste, ni a valorar cómo deben relacionarse la aerolínea que preside Antonio Vázquez y las filiales Iberia Express y Vueling. En los últimos meses las partes enfrentadas han mantenido claras diferencias en torno a esos dos asuntos, entre otras cuestiones.

Los sindicatos buscan garantías de crecimiento en la producción a partir de 2014, una vez reestructurada la empresa y tras la renuncia a un 15% de la citada producción en 2013. Iberia dice estar dispuesta a crecer potenciando rutas estratégicas, principalmente con Latinoamérica, pero supedita cualquier paso a la obtención de unos altos márgenes de rentabilidad: 300 millones de ebit en 2015 frente a las pérdidas millonarias del pasado 2012. Un horizonte de tres años para dar la vuelta a la cuenta de resultados que los representantes de los trabajadores pretenden llevar a 2017. En cuanto a Ia low cost Iberia Express, el frente sindical viene demandando que se reintegre a la matriz para reanimar la actividad de corto y medio radio.

Iberia no ha parado el calendario que marca el punto y final del ERE y el 14 de marzo pretende ejecutar los citadas 3.807 despidos con condiciones de la reforma laboral. Frente a esa solución, Gregorio Tudela quiere hacer valer el ERE marco 72/01 vigente en la compañía desde el año 2001 y al que quedan 13 meses de vida. Una salida que multiplicaría los costes de la reestructuración al primar las prejubilaciones a partir de los 55 años para el personal de cabina de pasajeros y de 57 años para los trabajadores de tierra, y que contempla indemnizaciones de 35 días por año trabajado para los despedidos.

Gregorio Tudela ha dado por definitiva su propuesta y tanto Iberia como los sindicatos deben decir en el arranque de la próxima semana si la hacen suya.

Normas