Las acciones suben un 29% tras varias subastas de volatilidad

Pescanova contrata al banco Houlihan Lokey para renegociar su deuda

Poner en marcha el proceso de renegociación de la deuda financiera

El banco estadounidense reestructuró la deuda de Martinsa Fadesa

Vista general de la Junta General de Accionistas del grupo de empresas Pescanova presidida por Manuel Fernandez de Sousa, en la sede central de Chapela en Redondela.
Vista general de la Junta General de Accionistas del grupo de empresas Pescanova presidida por Manuel Fernandez de Sousa, en la sede central de Chapela en Redondela. EFE

El grupo Pescanova ha contratado los servicios de la firma estadounidense de asesoramiento financiero y reestructuración de deuda Houlihan Lokey. La compañía española informó también ayer a la CNMV de que ha iniciado “el proceso de renegociación de su deuda financiera”.

Pescanova, que con un pasivo de 1.500 millones, debía afrontar este año el vencimiento de deuda por un importe de 203,36 millones de euros (con entidades de crédito, obligaciones y deudas no comerciales), solicitó el pasado viernes en los juzgados de Pontevedra acogerse al preconcurso de acreedores, que le da cuatro meses para renegociar su deuda. 

Houlihan Lokey ha participado en 11 de las 15 mayores quiebras ocurridas en la última década en Estados Unidos, asegura la firma en su web. La sociedad ha participado en los procesos de reestructuración de deuda y de pago a acreedores de Lehman Brothers, Enron o Worldcom, entre otros. También fue contratado por Fernando Martín en la reestructuración de la deuda de Martinsa Fadesa.

Según fuentes consultadas ayer por Ep, la veintena de entidades financieras acreedoras de Pescanova barajan como solución a la crisis de la compañía una ampliación de capital que de entrada o mayor peso accionarial a un socio industrial.

PESCANOVA 0,43 0,95%

En este sentido, la cervecera Damm se ha mostrado convencida de que Pescanova podrá solventar la situación coyuntural por la que atraviesa, al tiempo que no ha planteado un mayor peso en la firma gallega, en la que posee un 6,183% del capital, según fuentes de la compañía catalana consultadas por Ep. “Seguimos apoyando a la compañía desde el consejo porque estamos convencidos de que Pescanova solventará esta situación coyuntural que tiene actualmente por la gran calidad de sus activos y el buen funcionamiento de todos sus negocios”, señalaron las mismas fuentes. 

Banco Sabadell, primer acreedor de Pescanova, con más de 200 millones, se ha comprometido a poner “todo el empeño” para resolver la situación “lo antes posible”.

 Las acciones de la escanova subían un 29,68% y se intercambiaban a un precio de 8,17 euros, pese a acumular aún un desplome cercano al 50% desde que presentara el preconcurso de acreedores.

Esta fuerte variación en el precio se ha producido después de registrarse tres subastas de volatilidad en lo que va de jornada, con el fin de fijar un nuevo precio y en las que se intentan casar las órdenes de compra y venta, según han informado a Europa Press en fuentes del mercado.

En concreto, los títulos de la firma gallega han ido rompiendo los rangos estáticos que se le han ido asignando, lo que apunta a que puedan registrarse más subastas de volatilidad. “Se trata de mecanismos de contratación puros y duros”, señalaron las mismas fuentes.

La firma, que con un pasivo de 1.500 millones, debía afrontar este año el vencimiento de deuda por un importe de 203,36 millones de euros (con entidades de crédito, obligaciones y deudas no comerciales), se encuentra inmersa en la renegociación de su deuda con las entidades acreedoras para encontrar una solución.

 

 

 

Normas