Innovación

El médico le mira a usted y habla al ordenador

Nuance apuesta por el reconocimiento de voz para facultativos y pacientes

Figúrese una consulta con el médico en la que el facultativo no pase más tiempo escribiendo en su ordenador que haciéndole caso al paciente, sino que con la voz vaya grabando datos relevantes en su historial médico mientras charla con el enfermo. Ese es el futuro cercano que imagina la empresa estadounidense Nuance, especializada en software de reconocimiento de voz. Esta multinacional, por ejemplo, está detrás del desarrollo del asistente virtual por voz Siri, para el iPhone de Apple.

En la actualidad, son los radiólogos los que utilizan principalmente esta técnica para elaborar sus informes. De hecho, el programa de Nuance más vendido en el campo médico es el Dragon Medical, usado por este tipo de especialistas, según Nick van Terheyden, vicepresidente de la división de salud de la compañía.

Esta empresa radicada en las cercanías de Boston (EE UU) desarrolla este tipo de software para la atención en call centers, dictar correos, mensajes y documentos, controlar la televisión con órdenes habladas, medidas de seguridad basadas en el sonido de las palabras, o encender y apagar el coche gracias a la locución. Acaba de lanzar también un asistente para empresas llamado Nina, que permite a un cliente de un banco, por ejemplo, hacer transferencias o consultar su cuenta con órdenes al móvil.

"Vemos una clara transición hacia la captura de información del habla", señalan en la empresa

Actualmente, en la parte médica Nuance trabaja con el concepto bautizado como speech anywehere (o habla en cualquier lugar), que facilita al médico grabar sus informes a través del móvil o del ordenador indistintamente y que se integra automáticamente en los historiales digitales. "Esto permite a los expertos tener más tiempo para hacer lo que realmente quieren, centrarse en la atención al paciente. En cuanto al futuro, vemos una clara transición hacia la captura de información del habla, ya que es la forma más natural para los seres humanos de comunicarse entre sí", cree Van Terheyden.

Pero la implantación de estos mecanismos choca con la política de ahorro de costes en España. Aun así, Van Terheyden cree que es una ventaja para hospitales y centros de salud: "La tecnología de reconocimiento de voz tiene la capacidad de simplificar la documentación clínica y de permitir que las organizaciones de salud hagan grandes ahorros. Nuestras soluciones contribuyen a aumentar la productividad, para que las instituciones ofrezcan una mayor eficiencia y reducción de costes". Por ejemplo, en la atención a los pacientes crónicos. "Están empezando a ver una integración más estrecha de la atención y el cuidado en casa y en el hospital. Eso significa buscar maneras más inteligentes de unir e integrar a los cuidadores, pacientes, compañías de seguros y hospitales. Necesitamos formas inteligentes, rápidas y fiables para simplificar la administración y los costes. Y la tecnología, no solo el reconocimiento de voz, tiene que ser clave", apunta.

De hecho, esta empresa ha colaborado con Osakidetza -el Servicio Vasco de Salud-, que pone el reconocimiento de voz al servicio de toda su red de hospitales. Más de 1.600 profesionales clínicos, más del 40% de todos los médicos empleados por Osakidetza, se pueden beneficiar de introducir la información con su voz en la historia clínica electrónica. Nuance también trabaja con Telefónica en una plataforma de radiología.

Facturación

La división médica de Nuance es a día de hoy la más importante para esta empresa, ya que en el último año facturó 501 millones de euros (con un incremento del 27,1%) de los 1.236 millones en total. Le sigue la unidad de móviles y la de soluciones para empresas.