Sharp multiplica por 10 sus pérdidas

Sony perdió entre abril y septiembre 386 millones de euros, un 5,7 % menos

Los gigantes de la electrónica nipones, Sony y Shapr, han presentado resultados hoy, y en ambos casos arrojan números rojos. Sony, en todo caso, redujo pérdidas y espera cerrar el año en beneficio, mientras Sharp perderá más de 4.000 millones en el ejercicio.

El gigante de la tecnología Sony perdió entre abril y septiembre, primera mitad del año fiscal en Japón, 40.100 millones de yenes (386 millones de euros), un 5,7% menos que en el mismo periodo de 2011.

La multinacional mantuvo sus previsiones para todo 2012 en el que espera ganar 20.000 millones de yenes (193 millones de euros) y lograr un beneficio operativo de 130.000 millones de yenes (1.250 millones de euros), aunque recortó su pronóstico de ventas anterior en un 2,9% hasta 6,6 billones de yenes (63.663 millones de euros).

En los seis primeros meses del año fiscal, que concluye el 31 de marzo de 2013, el beneficio operativo alcanzó los 36.500 millones de yenes (352 millones de euros), un 41,2% más que en el mismo periodo de 2011.

Sharp multiplica sus números rojos

Por otra parte, Sharp anunció unos números rojos de 387.584 millones de yenes (unos 3.780 millones de euros) entre abril y septiembre, casi diez veces más que la pérdida de 39.822 millones de yenes (384 millones de euros) del mismo periodo de 2011.

El grupo anunció también que para este año fiscal, que termina en marzo de 2013, espera registrar una pérdida histórica de 450.000 millones de yenes (unos 4.340 millones de euros) debido, principalmente, a sus malos resultados en el segmento de televisores.

En el semestre abril-septiembre, primero del ejercicio fiscal en Japón, el grupo sufrió una pérdida operativa de 168.896 millones de yenes (unos 1.630 millones de euros), frente al beneficio operativo de 33.585 millones de yenes (324 millones de euros) del mismo periodo de 2011.