Se espera que antes del día 30 se apruebe una ampliación de 125 millones

La junta de Euskaltel aplaza los acuerdos para facilitar la entrada de nuevos socios

La junta extraordinaria de Euskaltel ha aplazado esta mañana la aprobación de los acuerdos para facilitar la entrada de nuevos socios.

Se espera que antes del día 30 de este mes, domingo, se de luz verde a una ampliación de capital de 125 millones, vía aportación dineraria o por conversión en acciones de un crédito puente de otros 125 millones, que servirá para dotar al operador vasco de telecomunicaciones de un mayor músculo financiero y propiciar el desembarco en su accionariado de un fondo de inversión, posiblemente liderado por Trilantic.

En el plazo de apenas cinco días, los socios de Euskaltel (Kutxabank, Gobierno vasco, Endesa, Iberdrola y el grupo Mondragón) deberán decidir sobre la inyección de recursos, la compra de la red troncal de telecomunicaciones del Ejecutivo de Vitoria no adscrito a sus servicios y que la tiene en alquiler Euskaltel, y la desinversión de aproximadamente un 45% del capital. El plazo está marcado por el Parlamento vasco que fijó el 30 de septiembre como fecha tope para que la Administración pudiera vender, por 65 millones, sus activos de telecomunicaciones, siempre y cuando el operador presidido por Alberto García Erauzkin cuente con un nuevo accionista de referencia.

La Cámara vasca marcó también el precio de salida de la participación del Gabinete liderado por Patxi López en Euskaltel, donde controla el 7%, que se deberá sumar parte de los ingresos que reciba por la desinversión en la red troncal ya que, al parecer, pretende mantener una pequeña participación. La venta no será inferior a cinco veces el ebitda menos su deuda neta. Al final de 2011 el ebitda del operador global vasco de telecomunicaciones ascendió a 130 millones y su deuda financiera neta se situó en 260 millones, sin contar el crédito de 125 millones para indemnizar a Orange.