Después de los etímulos de la Fed

El Banco de Japón inicia su reunión mensual para analizar política monetaria

El Banco de Japón (BOJ) inició hoy su reunión mensual de dos días para analizar la política monetaria y estudiar posibles medidas de flexibilización después de que la semana pasada la Reserva Federal de EEUU (Fed) lanzara una nueva ronda de estímulo económico.

Está previsto que la junta de política monetaria del BOJ evalúe los últimos acontecimientos en los mercados de divisas para analizar si la masiva inyección de liquidez decidida el 13 de septiembre por la Reserva Federal ha llevado a una nueva apreciación del yen frente al dólar, lo que perjudica a los exportadores nipones.

Según los analistas, no se descarta que en este contexto el emisor japonés efectúe una nueva ampliación de su programa de compra de activos, que actualmente se sitúa en 70 billones de yenes (unos 680.000 millones de euros) para inyectar a su vez liquidez al sistema.

Además del movimiento de la Fed en EEUU, a una eventual flexibilización por parte del BOJ podría contribuir también la preocupación por una ralentización en Japón ante la persistente debilidad de economías extranjeras, especialmente las de la zona del euro.

En su reunión de agosto, el Banco de Japón dejó invariable su política monetaria y mantuvo los tipos de interés en el bajísimo nivel de entre el 0% y el 0,1% en que se encuentran desde octubre de 2010.

Además, mantuvo su evaluación de que la economía de Japón se encuentra en la senda de la recuperación moderada, gracias principalmente a la demanda interna vinculada a la reconstrucción de las zonas asoladas por el devastador tsunami de marzo de 2011.

En sus estimaciones del pasado julio, el BOJ indicó que espera que la tercera economía mundial crezca un 2,2% este año fiscal, que concluye en marzo de 2013, y un 1,7% en el ejercicio siguiente.