Carta del presidente de la aerolínea, Michael O'Leary, a Pastor

Ryanair acusa a Fomento de permitir una "inaceptable" campaña en su contra

El presidente de Ryanair ha escrito una carta a Ana Pastor en la que acusa al ministerio de Fomento de permitir una campaña "inaceptable" contra la aerolínea por parte de la Agencia de Seguridad Aérea e insiste en que la compañía cumple con los mismos requisitos de seguridad que el resto de empresas europeas del sector.

Ryanair ha acusado a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) de impulsar una "inaceptable" campaña para dañar la imagen y el "buen nombre" de la compañía aérea. Asimismo, ha anunciado que tanto el director de la agencia como su asistente en temas legales son objeto de un "procedimiento criminal por verter "información falsa" sobre el comportamiento de Ryanair referente a su "incumplimiento de la normativa española".

Además, el presidente de Ryanair, Michael O'Leary, ha recalcado que es falso que la aerolínea haya tenido 1.201 incidentes en solo seis meses, como publicó el lunes el diario El Mundo, información atribuida a Fomento y ha instado a la publicación del informe. El directivo ha insistido que se trata de "acusaciones infundadas".

En la carta enviada a la ministra de Fomento, Ana Pastor, O'Leary insiste en que la aerolínea cumple con los mismos requisitos de seguridad que el resto de compañías europeas del sector -Iberia o Vueling-, y que sus pilotos "operan siguiendo las regulaciones marcadas en Europa". El presidente de la aerolínea con sede en Irlanda ha emplazado a Pastor a que explique por qué motivo está filtrando este tipo de informaciones a la prensa que atacan a una "aerolínea con un historial de seguridad de 28 años".

O'Leary ha reiterado la idea de que existe una campaña contra la aerolínea ya que muchas otras han incurrido en incidentes similares y éstos no se han dado a conocer en los medios de comunicación.

Investigación de los aterrizajes forzosos

O'Leary asegura además que los tres aterrizajes forzosos que se produjeron el pasado 26 de julio en Valencia "están siendo investigados por las autoridades de Europa, las que estudian cada incidente y después publican su informe".