Apunta al riesgo de parón en las economías emergentes

Moody's asegura que la zona euro seguirá poniendo en jaque las perspectivas globales

La agencia de calificación de riesgos Moody's ha insistido hoy en que la zona euro seguirá representando el mayor obstáculo para la recuperación económica mundial en los próximos años.

En el informe "Actualización de las perspectivas de riesgos macroeconómicas" publicado hoy, la agencia destaca además que el crecimiento global en este año y 2013 será inferior al computado en 2010 y 2011, y que se verán afectadas también las economías emergentes.

Moody's pronostica un crecimiento real de las economías del G20 de alrededor del 2,8% del PIB en 2012 y del 3,4% en 2013 (por debajo de lo registrado en 2011 (3,2%) y 2010 (4,6%).

La agencia de calificación de riesgos enumera los cuatro riesgos para la economía mundial que, en su opinión, lastran a todos los países y además de forma más aguda ahora que a principios de año.

El primero y más importante para la agencia es "la profundización de la recesión de la zona euro causada, entre otros, por una contracción ascendente del crédito".

En segundo lugar, Moody's destaca el riesgo de pasar de un ciclo de crecimiento rápido a un parón en economías emergentes como China, India o Brasil.

En tercer y cuarto lugar, la agencia anglosajona habla de los riesgos geopolíticos que influyen en el precio del crudo y del riesgo de un ajuste fiscal repentino y fuerte EE UU en 2013.

El único atisbo de optimismo y "modesta recuperación" lo reserva Moody's para "posiblemente algunas economías avanzadas del G20".

Y es que mantiene sus previsiones de "relativo crecimiento robusto" para la economía estadounidense, mientras relega "la zona euro en conjunto" a "experimentar una suave recesión".

La directiva de Moody's Elena Duggar ha afirmado que, desde su punto de vista, "los esfuerzos de consolidación fiscal, una baja confianza económica y de los consumidores, un desapalancamiento del sector bancario y del hogar, y la debilidad del mercado inmobiliario continuará constriñiendo las economías avanzadas".

"Estamos revisando a la baja nuestros pronósticos de las grandes economías emergentes, donde están causando estragos el débil contexto internacional y la desaceleración de las economías domésticas", ha añadido Duggar.