Cumbre de Rajoy con el presidente francés

Hollande y Rajoy apuestan por la intervención del BCE en el mercado de deuda

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el presidente galo François Hollande, han apelado a los elevados diferenciales de la deuda pública en la zona euro y han respaldado la idea de que el BCE intervenga para corregir estas diferencias que no responden a fundamentos económicos.

El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy (d), saluda junto al presidente francés, François Hollande
El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy (d), saluda junto al presidente francés, François Hollande

Los mandatarios español y francés han mostrado sintonía hoy en relación a la crisis de la deuda pública europea. Ambos han apostado por que se apliquen las decisiones tomadas en la cumbre de finales de junio, que incluyen la posibilidad de que el BCE compre deuda en el mercado para limitar las primas de riesgo que obedecen a las dudas sobre el euro.

Rajoy ha recibido a Hollande a las 13:00 horas para compartir con él un almuerzo de trabajo y tras él se está celebrando una conferencia de prensa en la que el jefe del Gobierno español ha destacado la coincidencia de ambos países en profundizar la unión económica y monetaria.

"Draghi dijo una verdad como un templo; los diferenciales que hacen que algunos países se financien a precios tan elevados no responden a los fundamentos económicos sino a las dudas sobre el euro".

El presidente francés también ha hecho suya esta información. Si bien ha dicho que "no cuenten conmigo para complicar más la tarea del señor Draghi", ha añadido que "solo pido que se apliquen las medidas acordadas en la cumbre de junio, que permiten que intervenga en circunstancias excepcionales. Pero es el BCE quien debe traducir este mensaje. [...] Diferenciales tan importantes que no se justifican por el nivel económico, eso es algo que entra en el mandato del BCE".

Hollande ha explicado que el mecanismo de compras de deuda del fondo de rescate se ideó para que preste su apoyo a los países que lo necesiten, "pero la ayuda es responsabilidad de cada nación. España es quien debe decidir cuándo y cómo" se activa el fondo de rescate. "Respetamos la independencia del BCE, tiene una orientación que tiene que precisar pero que no permitirá aliviar los costes de los préstamos a los países que han hecho esfuerzos y son importantes", ha dicho.

La cita del 19 de octubre

"Coincidimos en la importancia de dos decisiones", ha dicho Rajoy. En primer lugar, "el acuerdo sobre el pacto de crecimiento" que fue iniciativa del presidente Hollande y, en segundo lugar, "el proceso de mayor integración económica y fiscal" de la UE. España, ha dicho Rajoy, "ha presentado sus propuestas que han tenido una buena acogida" y que consisten en una mayor "integración económica, fiscal, bancaria e institucional". En la línea, ha dicho, de una "profunda solidaridad" entre Estados y ciudadanos.

El consejo europeo del 19 de octubre es, a ojos de presidente galo, la cita clave para el futuro de la zona euro: "Ese día vamos a tomar decisiones que van a ser duraderas. Hemos aplazado decisiones y eso ha provocado dudas". Hollande ha citado otras referencias clave, como el dictamen del Tribunal Constitucional alemán sobre el mecanismo de rescate, la reforma financiera en España o el informe de la troika sobre Grecia.

A este respecto, ha apuntado que "los griegos quieren demostrar que son creíbles. Tenemos que observar el informe de la troika, pero si los griegos lo demuestran tendremos que permitir que sigan con su programa". Grecia ha pedido más tiempo a Europa para aplicar su plan de ajuste, si bien Alemania y Francia han preferido no tomar ninguna decisión antes de conocer el citado importe.

"No queremos respuestas coyunturales, queremos respuestas estructurales ahora que permitan acabar con la incertidumbre". Y en esta línea ha señalado que "la falta de confianza es un problema para el crecimiento". Por ello, aunque ha reconocido que "tenemos el deber de poner orden al gasto público, pero también marcar un nuevo rumbo. Ese momento ha llegado".

Además, han explicado que la próxima cumbre bilateral hispano-francesa tendrá lugar el 10 de octubre en Francia, un tipo de reunión que no se celebraba desde 2009.