Antonio Llardén

Un experto de la energía

El presidente de enagás es uno de los mayores entendidos del país del sector gasista y un amante de Shakespeare y la ópera

El mundo de la energía ha sido su mundo durante su amplia carrera profesional. Antonio Llardén Carratalá (Barcelona, 1951) es ingeniero industrial por la Escuela Superior de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Cataluña y, desde el 24 de enero de 2007, presidente ejecutivo de Enagás, donde ya había ocupado otros puestos de la alta dirección, entre ellos el de consejero.

Llardén, casado y con un hijo, fue además desde mayo de 2001 a febrero de 2007 presidente del consejo directivo de Sedigas, asociación que agrupa a todas las empresas relacionadas con el sector del gas en España. En ese periodo era asimismo miembro del consejo directivo de Eurogas y del comité ejecutivo de la Unión Internacional de la Industria del Gas (IGU), así como miembro de la comisión de industria y energía de la CEOE.

El máximo directivo de Enagás ha ocupado también puestos importantes en la Administración. Entre ellos, el de subsecretario de Obras Públicas, Transporte y Medio Ambiente en uno de los Gobiernos de Felipe González.

ENAGAS 23,17 0,43%

Llardén ha desarrollado también buena parte de su carrera en el grupo Gas Natural, en el que ha ocupado varios puestos de la alta dirección. Actualmente forma parte de la comisión ejecutiva y de la junta directiva del Club Español de la Energía, es miembro del High Level Group on the South-West Regional Energy Market de la Comisión Europea y del Foro de Dirigentes del Instituto de Empresa (Business Leadership Forum).

Además es patrono del Real Instituto Elcano de Estudios Internacionales y Estratégicos y presidente de la Fundación para la Sostenibilidad Energética y Ambiental, constituida por las principales compañías del sector energético español.

Perfeccionista y madrugador, no solo el mundo de la energía ocupa su tiempo. También encuentra espacio para el de la cultura. Gran aficionado a la música clásica, a las obras de Shakespeare y a la ópera, el presidente de Enagás es patrono de la Escuela Superior de Música Reina Sofía y miembro de la junta de protectores del Teatro Real.

Llardén recuerda frecuentemente en sus conversaciones citas del dramaturgo inglés, a quien lee en su lengua original. El presidente de Enagás domina igualmente el francés y tiene nociones básicas de árabe, idioma que se propuso estudiar hace unos años.

Otra de sus grandes aficiones es caminar, algo que hace los fines de semana y, cuando el trabajo se lo permite, en el Ampurdán, en la costa Brava gerundense. Tampoco oculta su afición al deporte rey. Su máxima es que en el trabajo, como en el fútbol, "la suerte se la fabrica uno solo".