La city

La guerra contra el IVA

De la desgracia siempre hay que intentar ver el lado positivo. Algunas empresas automovilísticas han decidido sacar tajada de la subida del IVA que los automóviles van a sufrir -como otro montón de productos- a partir del próximo 1 de septiembre. Así, algunas marcas como Peugeot, Honda, Toyota o su marca de lujo, Lexus, ofertan a todos aquellos que reserven un coche antes del 1 de septiembre mantenerles el precio (el actual con un 18% de IVA) aunque el coche sea entregado varios meses después. En realidad es un mero subterfugio comercial, pues los fabricantes tendrán que declarar estos coches al 21% y la diferencia la abonarán de su bolsillo. Algo habitual en estos días, pues los descuentos del sector están empezando a ser proverbiales.