Lecturas de verano de Eugenia Bieto

Un poco de Murakami y sobre todo mucha novela histórica

La directora general de Esade, atrapada por la crisis, Nueva York y la política.

Leer es, sin duda, un viaje apasionante, una maleta con cien destinos, una aventura de mil finales. Un libro puede marcar tus vacaciones, llevarte más lejos que nunca, tocar tu corazón, abrirte los ojos o enseñarte algo nuevo que ya creías aprendido. Tan delicada percepción pertenece a Eugenia Bieto, directora general de Esade, quien asegura que aunque "todas las lecturas puedan aportar algo, es cierto que hay que saber elegir a tu compañero de viaje entre un mar de posibilidades".

Dicho esto, su consejo es pedir consejo, y acertar sobre todo a quién pedírselo. ¿Qué libros le acompañarán este verano? En estos momentos está enganchada a 1Q84, del escritor japonés Haruki Murakami, "que me acerca a una cultura lejana de un modo que tan solo este autor sabe hacer, sumergiéndote en un mundo que despieza detalle a detalle para llevarnos a los lugares comunes que todos reconocemos". La obra se sitúa en Japón, en 1984, y tiene como protagonista a Aomame, una mujer independiente, instructora en un gimnasio, y Tengo, un profesor de Matemáticas. Ambos rondan los 30 años, llevan vidas solitarias y perciben leves desajustes en su entorno, que los conducirán de manera inexorable a un destino común. Pero nada es lo que parece. Como telón de fondo de la historia, el universo de las sectas religiosas, el maltrato y la corrupción, un universo enviciado que el narrador escarba con precisión orwelliana.

Además, recomienda otras lecturas para este verano. Empieza con ¿Qué nos ha pasado? (Galaxia Gutenberg), de Andrés Ortega y Ángel Pascual Ramsay. "Javier Solana, presidente de Esade Geo, lo presentó hace poco y es un profundo análisis sobre las circunstancias que nos han llevado a la actual situación. ¿Cómo España ha pasado de ser el país del bienestar y el crecimiento, al de la crisis y los cinco millones de parados?". En este libro, dice Bieto, ha encontrado además algunas reflexiones y claves que pueden ayudar a salir de esta situación.

La siguiente lectura es Nueva York (Rocabolsillo), de Edward Rutherfurd. "Me gusta aprovechar el verano, cuando dispongo de algo más de tiempo, para abordar el género de la novela histórica, y esta no faltará en mi maleta. Voy a darme con ella una vuelta a través de sus páginas por la historia de la ciudad que nunca duerme desde sus orígenes hasta la actualidad. El año pasado ya leí de este mismo autor Rusos, que, a través de las vidas de los descendientes de dos personajes iniciales, te transporta a un viaje por las diferentes etapas de la historia de Rusia, desde el año 180 dC hasta el estalinismo".

Su siguiente recomendación para el verano es El hombre que amaba a los perros (Tusquets Editores), de Leonardo Padura. Se trata de la vida del asesino de León Trotski, el español Ramón Mercader, quien vivió en Cuba los últimos años de su vida. "El autor, Leonardo Padura, retrata a través de su vida el régimen de Stalin, su influencia en tanta gente y en tantos países. Y nos lleva de viaje desde la Cuba de esa época a España, y desde aquí a México y a Moscú, para volver a Cuba. Un libro quizás algo duro pero de aquellos que cuando lo acabas te deja la sensación de haber vivido una experiencia literaria".

Y El lado oscuro del amor (Editorial Salamandra), de Rafik Schami. "Lo leí hace un par de años y hoy está de actualidad porque su argumento se desarrolla en Damasco (Siria). Narra los movimientos políticos del país y te ayuda a comprender bien la transformación que ha vivido su sociedad durante un largo periodo de tiempo; de la dictadura a la libertad y de nuevo a la represión".

Proust, indispensable en vacaciones

El verano es un buen momento para disfrutar de Marcel Proust. Eugenia Bieto admira al escritor francés, autor de æeuro; la recherche du temps perdu (En busca del tiempo perdido, Alianza Editorial). "El verano es una oportunidad para redescubrir y disfrutar a Proust y, si es en francés, mejor. No es necesario leerlo completo, basta con unos pocos pasajes durante las tardes de verano para saborear esta joya que es, sin duda, algo más que una novela".

Concebida tras el fallecimiento de su madre, es un relato autobiográfico de un escritor al que es necesario conocer para comprender la magnitud de su literatura: desde su infancia, sus amigos, sus estudios, su vida de dandi mundano y despreocupado, su familia, hasta su fallecimiento en 1922 víctima de una bronquitis mal tratada. Es una de las obras más influyentes del siglo XX.

Otros libros de Proust: Los placeres y los días, Parodias y misceláneas, Crónicas...