Las entidades deberán adaptarse entre 2013 y 2019

Berlín aprueba un proyecto de ley de regulación bancaria que incluye Basilea III

El Consejo de Ministros alemán aprobó hoy un proyecto de ley para implementar las nuevas reglas a las que deberán someterse los bancos -empezando por un aumento de las exigencias de capital propio- derivadas del acuerdo conocido como Basilea III.

Los bancos deberán adaptarse entre 2013 y 2019 a las reglas de Basilea III, cuyo núcleo es el aumento de las exigencias de capital propio para reducir los riesgos crediticios.

El portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, dijo que con ello los contribuyentes estarán mejor protegidos ante la eventualidad de nuevas crisis bancarias.

Además, se otorgan más competencias a los órganos de supervisión y aumentan las sanciones contra los bancos que no cumplan con las reglas. A partir de 2019, se introducirá un límite de endeudamiento para los bancos.

El proyecto alemán se aprueba antes de que se llegue a un acuerdo europeo sobre la implementación de Basilea III y algunos países quieren que se introduzcan excepciones temporales a las nuevas reglas.

El ejecutivo germano pretende que esté listo a más tardar en octubre.