La remontada nacional y el mal hacer foráneo permiten al Ibex salir del último puesto

La Bolsa española sale del pozo: ya no es la que más cae del mundo

La Bolsa española sigue en rojo en lo que va de año... y por mucho. Pero al menos ya no es la que más cae del mundo. Hay seis países que lo hacen peor.

Mapa del mundo con cotizaciones de Bolsa sobreimpresionadas
Mapa del mundo con cotizaciones de Bolsa sobreimpresionadas

La economía española y sus aledaños están sobrados de récords negativos en los últimos tiempos. La tasa de paro, por encima de cualquier otro país desarrollado, es un buen ejemplo de ello. Pero al menos España ha conseguido deshacerse de uno con el que ha cargado durante buena parte del año: ser la Bolsa con peor evolución del mundo en 2012.

La huida de capitales, las dudas sobre la salud de la banca, las dificultades del Estado para financiarse o el miedo al efecto de la fuerte recesión en la economía han lastrando el mercado nacional de valores desde el inicio del año. La caída acumulada llegó a superar el 30% y convirtió al Ibex en el farolillo rojo del mundo durante buena parte del ejercicio.

Pero la remontada de las últimas semanas ha apeado al Ibex de ese dudoso podio. Desde finales de julio, el Ibex ha recuperado los 6.000 puntos, también los 7.000 y ahora está luchando con los 7.500, aunque en la sesión de hoy esté dando algún traspié. Más de un 25% de subida desde mínimos. Eso sí, todavía nada ha conseguido que el Ibex vuelva a positivo en el año. La caída aún ronda el 13%, pero al menos se ha moderado lo suficiente como para permitir que otros pasen por delante.

El resultado es que los índices más representativos de las Bolsas de seis países han superado el desempeño nacional y ahora el líder es el selectivo chipriota, que ya desde mayo decidió disputarle muy en serio la competición al Ibex. El descenso que acumula Chipre ronda el 65%, así que tiene todas las papeletas para llevarse a casa el infausto trofeo en el recuento de final de año.

El resto de los países que ha superado a España tiene un recorrido mucho más comedido que el índice chipriota. El segundo por la cola es Ucrania, con un descenso superior al 25%. Los demás son Sri Lanka, Bangladesh, Mongolia y Eslovenia, todos ellos con caídas entre el 15% y el 19%.

No, no hay ningún mercado de referencia en la lista. Cualquiera de las grandes plazas del globo, incluso de las medianas, lo está haciendo mejor que el Ibex. De hecho, y pese a una crisis en Europa que amenaza con llevarse la moneda única por delante, el año no está siendo malo para los mercados mundiales. Wall Street lleva un 10% de subida de media entre sus dos principales índices y en una línea similar, aunque un poco más rezagadas, están las grandes Bolsas de Asia.

Incluso en Europa la situación es positiva. Alemania ronda el 20% de subida en lo que va de año, Francia va por el 10% y ni siquiera el mercado de valores italiano está sufriendo demasiado y sigue moviéndose en territorio positivo. Grecia también va mejor que España este ejercicio, aunque el castigo que acumula desde 2007 hace palidecer cualquier comparación que incluya periodos más largos.

Así que puede que España ya no sea la peor Bolsa del mundo, pero aún le queda mucho por subir para llegar a la altura de sus pares. La actitud del Gobierno nacional de cara al rescate que vendrá con la vuelta al cole y la implicación del Banco Central Europeo (BCE) en la compra de deuda soberana serán determinantes para ello.