Restaurantes con cartas refrescantes

Y de primer plato, helado

La 'Guía Repsol' selecciona cinco recetas que fusionan ingredientes dulces y salados con un resultado refrescante

Y de primer plato, helado
Y de primer plato, helado

La gastronomía reinventa e innova. Ingredientes que antes estaban restringidos a ciertos platos, se utilizan para casi todo. El helado es uno de ellos. Hasta hace no mucho limitado a los postres, son numerosos los cocineros que se lanzan a incluirlo en sus primeros y segundos platos, mezclando dulce y salado y una gran variedad de texturas. Comidas refrescantes muy adecuadas para el caluroso verano.

La Guía Repsol ha seleccionado cinco innovadoras recetas, cuyo ingrediente principal es el helado. Las elegidas han sido elaboradas por cinco maestros de la cocina galardonados con soles Repsol.

El primero de los platos seleccionado por la Guía Repsol es el steak de perdiz y helado de tamarillo, un fruto procedente de Sudamérica llamado 'tomate del árbol' por su parecido con esta verdura. La pulpa del tamarillo proporciona a las perdices de campo un sabor agridulce, sutilmente amargo. El plato se sirve acompañado de chantarela, una seta muy empleada como acompañamiento de la carne. Cocinado en el Restaurante Adolfo, en Toledo, galardonado con dos soles Repsol, es famoso por mezclar la cocina local y la continental. Cuatro salones adornados minuciosamente y una biblioteca con volúmenes gastronómicos componen este restaurante abierto hace algo más de 30 años.

En segundo lugar, el Celler de Can Roca (tres Soles Repsol), en Gerona, conocido por su repostería, elabora helado de ceps (conocidos en España como setas de calabaza) a la brasa. Esta seta posee un sabor dulce, que al añadirle caramelo, da lugar a un plato perfecto para los más golosos. Una unión de texturas poco tradicionales de la mano de los tres hermanos Roca. Es considerado un restaurante free-style, de cocina en libertad, centrado en la creatividad y el vanguardismo, pero sin abandonar la historia familiar de cocineros que tienen a sus espaldas.

Nuevo Mundo, realizado por Pedro y Marcos Morán, continuadores de la saga familiar Morán Quirós, en Casa Gerardo (tres soles Repsol), en Gijón. El plato combina elementos dulces con ingredientes salados traídos de América: patatas, maíz, chocolate blanco y cacahuete. Abierto en 1882 como una casa de comidas, el local es actualmente un referente a nivel nacional. La ensalada de higos frescos, crema de almendra tierna y helado de foie es un primer plato preparado en Las Palmas, en Deliciosa Marta (dos soles). Un restaurante que hace un guiño a la película del mismo nombre y cuenta con una excelente y cuidada carta.

Por último, El Campero (dos soles), en Barbate, Cádiz, cocina carpaccio de atún rojo salvaje de almadraba con vinagreta de aceitunas verdes y sorbete de wasabi, un condimento japonés de fuerte sabor. Considerado el templo del atún de almadraba, este restaurante fusiona la cocina mediterránea y la japonesa. Cinco platos con un mismo ingrediente que dan lugar a una variada gama de sabores.