Carolyn Rafaelian/Giovanni Feroce. Directora creativa / Director general de Alex and Ani

"Nuestras joyas tienen energía positiva"

La marca de joyas Alex and Ani ha llegado a España. Hablamos con sus creadores acerca de la estrategia empresarial que les ha hecho convertirse en un símbolo de glamour entre las estrellas de Hollywood.

Carolyn Rafaelian es diseñadora, propietaria y directora creativa de la marca de joyas en expansión Alex and Ani. La energía positiva y la espiritualidad que transmite en una conversación es la misma de la que quiere dotar a sus joyas, elaboradas con materiales reciclados. La firma ha llegado a España este mismo año, después de que tuviera gran éxito en EE UU, donde las celebrities de Hollywood las visten en las ocasiones más especiales. Todo ello no podría haberse conseguido sin el liderazgo de Giovanni Feroce, director general de la compañía, y la compenetración que se percibe entre ambos.

¿Por qué decidió convertirse en diseñadora de joyas?

Mi familia tenía una joyería y de pequeña yo podía crear cosas que tuvieran un significado para mí. Así comenzó todo. Luego lo vi como una forma de negocio, en el que además contaba con la experiencia familiar.

¿Por qué trabaja con materiales reciclados?

Está relacionado con mi forma de pensar. Yo me preocupo por la tierra y el medio ambiente. Considero que la manera en que crees una cosa y los elementos que utilices para fabricarla va a repercutir en su resultado. Es como cocinar. Si preparas una tarta con malos ingredientes, no estará tan deliciosa. Si fabricas una joya con elementos que perjudiquen al medio ambiente, su energía no será positiva. Y en nuestros productos estamos promoviendo la energía positiva.

¿Cree que el uso de materiales reciclados puede hacer que sus joyas no sean consideradas de alta gama?

Los consumidores tienen que comprender el proceso. Cuando usas metales reciclados, en realidad estás empleando metales. Tomas el metal, lo derrites y, en el proceso, quitas los elementos tóxicos, así que al final, el metal es puro de nuevo. Yo quiero saber que los materiales que estoy usando y con los que estoy produciendo son los metales más puros que puedan existir. Y no te lo podría decir si no conociera el proceso de fabricación. Para mí, lo que yo produzco tiene posiblemente la mayor calidad en este mundo.

¿Cuál es el perfil de sus clientes?

Hombres o mujeres de 16 a 75 años de cualquier lugar. Es un regalo que ellos se hacen para sentirse mejor consigo mismos.

GIOVANNI FEROCE. Hay grupos de mujeres que se reúnen para comer una vez al mes y compran uno de nuestros productos como una forma de sentirse parte de esa comunidad, de sentir una unión. Es precioso.

Ernst & Young le ha concedido el Premio al Empresario del Año 2012. ¿Cómo se sintió?

Me sentí muy emocionada. Es un premio que otorga reconocimiento a todos estos años de seguir en la misma línea de trabajo. Además, es increíble, porque no solo nos ha reconocido el mundo de la moda, sino el empresarial.

¿Cómo gestiona la compañía?

Yo dejo a los trabajadores que desarrollen todo su potencial y sus capacidades, ya que todo el mundo tiene un talento. Dejo que me demuestren lo que saben hacer. La verdad es que no lo podría haber hecho sin la ayuda de Giovanni. æpermil;l ha sido ese componente mágico que nos ha ayudado a situarnos donde nos encontramos ahora.

¿Qué opina de las profesionales españolas?

Yo creo que son como cualquier otra mujer. Todas las mujeres somos seres humanos que ayudamos a otro a crecer. Da igual que estés cuidando de tus hijos o llevando una compañía, para mí es el mismo tipo de trabajo.

Alex and Ani ha entrado en Europa a través de España. ¿Por qué ha sido así?

La verdad es que fue España la que nos encontró a nosotros. El primer día que abrimos una tienda en Boston, una mujer la vio y se dio cuenta de que estábamos preparando algo especial. Era una ejecutiva experimentada que conocía el mercado y nos dijo que aquí teníamos posibilidades.

GIOVANNI FEROCE. Hicimos un estudio y vimos que, por ejemplo, El Corte Inglés era una buena forma de entrar en Europa. Al fin y al cabo, hay problemas económicos en todo el mundo y de momento, Alex and Ani está funcionando muy bien en el país. Los empleados de la empresa van cada día a trabajar y la marca sigue creciendo.

¿No tiene miedo de que el consumo disminuya debido a la crisis económica?

No, yo creo que el precio de nuestros productos y su calidad es maravillosa.

¿Considera que la compra de bisutería puede ser una forma de evasión en tiempos de crisis?

Sí. Cuando adquieres un producto que tiene un significado, al mirarlo, te hace sentir bien, y eso no hay dinero que lo pueda pagar. Es una joya que te recuerda un momento especial.