Directivos / Verano

Bienvenido a la red social (solo si eres millonario)

Surgen webs para que personas con altos recursos compartan inquietudes, consejos de negocios o conozcan productos de lujo en un ambiente de club privado

Cada vez que te apetece alquilar una mansión en Escocia o un yate para navegar a Porto Cervo, encontrar un sastre en Milán, un joyero en Jaipur, disponer de entradas para el último estreno de Broadway, si tienes un regalo entregado a 5.000 kilómetros, quieres renovar tu pasaporte de inmediato o, simplemente, contratar un chófer y limusina". Estas son razones por las que la red social The Sphere invita a millonarios a sumarse a su muy exclusivo club.

No es la única. En los últimos meses han aparecido algunas redes sociales enfocadas a millonarios, a las que no es nada sencillo pertenecer. Para acceder es necesaria la invitación privada de otro socio. Y, en algunos casos, pagando una elevada tarifa de acceso.

"Creemos firmemente que hay una necesidad de nuestra red social, en la que los miembros pueden descubrir nuevas marcas, amigos y tendencias", contestan desde Eleqt, otro de estos cotos privados. "La media de patrimonio de nuestro usuario es de cinco millones de dólares, pero lo importante no es la riqueza personal, es el deseo y la habilidad para encaminarse a un estilo de vida cosmopolita", aseguran. Ofrecen "acceso a gente interesante a lo largo del mundo, a una base de datos de los mejores hoteles, clubs y restaurantes y a eventos vip". Quien quiera ser socio deberá esperar una invitación o abonar 5.000 dólares de tarifa, "que serán donados a una ONG". Esta red suma entre "100.000 y 200.000 socios", explican sin más detalles, y "más de 1.000 en España".

"Nuestro usuario tiene cinco millones de dólares", explican en Eleqt

Estas redes sociales ofrecen poder relacionarse con gente con la que compartir (muy caras) aficiones e incluso negocios. El sitio de internet Millionaire Moms (mamás millonarias) promete consejos empresariales para aquellas madres que, además de cuidar a sus hijos, estén interesadas como emprendedoras en seguir engordando los seis ceros de sus cuentas corrientes.

"æscaron;nase a un grupo vip en línea para ampliar su ámbito internacional de conocidos a nivel profesional, amistoso o sentimental con personas que comparten su sensibilidad", se explica en la web The Sphere sobre sus beneficios. Con servicios básicos similares a los de Facebook a los que se suman "condiciones especiales a través de alianzas exclusivas" con proveedores de servicios de primera clase, una herramienta de geolocalización para encontrar a otros socios en cualquier lugar del mundo o una lista de invitaciones para sofisticados eventos.

Desde Elixio, otra de estas redes sociales, contestan que es imposible comprar la participación a su club. Sus socios son "ejecutivos, personas con un elevado patrimonio, emprendedores y ricos con intereses en viajes de lujo". Los ingresos de la web provienen, según ellos, de los anunciantes del mundo premium. Sus 80.000 socios "tienen la oportunidad de conocer personas con ideas similares y compartir información".

Otra de las conocidas redes para acaudalados es Affluence (riqueza, en inglés). "Nosotros vemos Affluence como un club de campo digital. Cuando entras al club de campo, sabes que todo el mundo allí ha logrado algo de alguna forma u otra. Por eso todas las conversaciones que tengas serán beneficiosas. Eso es lo que nosotros queremos alcanzar", comentan. Sus socios deben tener al menos un millón de euros de patrimonio.

La web A Small World (un mundo pequeño), con acceso también solo por invitación, ofrece encuentros y fiestas para sus socios. Incluso The Millonaire's Social Club va más allá. æscaron;nicamente para potentados hombres que buscan encuentros con mujeres en fiestas "en los lugares más exclusivos". Ellos pueden ver las fotos de las asistentes y su ficha. Y es que la línea entre el gusto caro y lo hortera, en muchos casos, es muy fina.