_
_
_
_
_
Cinco Sentidos

Me pido bucear en una bodega submarina

Una cena bajo las estrellas en un velero, recorrer la costa en un Cadillac rosa, un viaje privado en helicóptero... El lujo llega a las cajas de regalo de experiencias

El mundo del lujo también ha llegado a los cofres de regalo de experiencias. Un presente popularizado por marcas como Smartbox, Kaleidoscopio, Wonderbox o La Vida es Bella para obsequiar con algo original y emocional. ¿A quién no le han regalado una cena romántica, un paseo a caballo o una escapada de fin de semana a través de estas cajitas? Ahora, las compañías dedicadas a estos agasajos suben el nivel (y mucho) para acercarse a la clientela que busca exclusividad.

¿Prefiere pilotar un avión, cenar en un velero o hacer submarinismo para pescar una botella de vino? Kaleidoscopio, del grupo Orizonia, ofrece unas cuantas ideas originales con mucho glamour.

Quizá desee recorrer la costa alicantina en el coche de la película Pink Cadillac, protagonizada por Clint Eastwood. El modelo Cadillac Eldorado Biarritz Convertible 1960 luce un espectacular color rosa y una tapicería magnolia. Esta joya hipnotizó a muchas estrellas de Hollywood y el siempre excesivo Elvis Presley aseguró que era "su coche preferido". Por 1.125 euros comprando una caja platino y, si le apetece, incluye un catering.

Si lo suyo es el aire, tal vez se apunte a pilotar un avión militar histórico de la Fuerza Aérea Española, un Bücker BU31 Jungmann. Un clásico de diseño alemán utilizado por la Luftwaffe en la Segunda Guerra Mundial como avión de entrenamiento y en el que hasta los años setenta aprendían a volar muchos pilotos de guerra. El precio de la experiencia: 1.050 euros. Otro regalo de altos vuelos le lleva a un helicóptero para una excursión privada por la isla de Mallorca, desde la sierra de Tramontana a las playas de agua cristalina, por 870 euros en una caja oro de Kaleidoscopio.

Pero desde luego dejará epatado a su agasajado con una expedición a la primera bodega de Europa en el fondo del mar. La experiencia incluye el bautismo de submarinismo para dos personas y un par de botellas de vino Cavas Submarinas que serán recogidas en el lecho por los propios visitantes. La original bodega se encuentra a 10 metros de profundidad, en Tossa de Mar (Gerona). Todo por 200 euros.

También hay oportunidad para el clasicismo, como una escapada al sur de Tenerife, en el impresionante paisaje que ofrece tener el océano Atlántico a los pies y el majestuoso Teide a las espaldas, donde se sitúa el Gran Meliá Palacio de Isola. Allí vivirá una noche que se completará con una cena y un relajante tratamiento en el spa, por 600 euros. Y sin duda, la opción más romántica consiste en una cena bajo las estrellas a bordo de un velero. En el puerto de Palamós de la Costa Brava ampurdanesa, un velero de 24 metros de eslora dará la oportunidad de sorprender a su pareja.

La empresa Smartbox también se suma a estas experiencias glamurosas con una amplia selección de escapadas con mucho encanto. Su marca deluxe Euphoria ofrece la seducción de dormir en un auténtico castillo medieval francés del siglo XII, descansar en un jardín a los pies de los Alpes, degustar una cena exquisita en una terraza desde lo alto de Roma, todo en hoteles Relais & Châteaux, por 475 euros. O dos noches en hoteles boutiques de Europa, por 449 euros, como el Alexander House Boutique Hotel de San Petersburgo, una céntrica casona del siglo XIX, o experiencias en hoteles-spa como la del Peralada Wine Spa & Golf.

Plan B! propone sorprender con regalos que van más allá de una escapada. ¿Por qué no un crucero de ocho días? Hay 14 alternativas por 1.399 euros, desde los muy de moda recorridos nórdicos, un clásico Atenas-Venecia o una veraniega travesía por el mar Egeo.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_