Draghi señala con el dedo al fondo de rescate; el país tendrá que solicitar su intervención

¿Qué tiene que hacer España para que baje la presión sobre su deuda?

La solución está en el fondo de rescate. Mario Draghi lo ha dejado meridianamente claro: es el turno de la Facilidad Europea de Estabilidad Financiera (FEEF) o del MEDE en septiembre. ¿Qué tiene que hacer España para que baje su prima de riesgo?

Más presión sobre la deuda española
Más presión sobre la deuda española

Ni una. Mario Draghi no utilizará ni una sola de las armas que tenía guardadas para blindar al euro. Las grandilocuentes palabras de la semana pasada en Londres -"Haré lo que haya que hacer, y créanme, será suficiente"- no se han traducido en ningún hecho concreto.

El presidente del BCE ha reiterado una y otra vez que si España quiere que su prima de riesgo se relaje tendrá que firmar un nuevo memorándum de entendimiento (MoU), similar al ya vigente para recibir el cheque de hasta 100.000 millones de euros para tapar los agujeros de la banca nacional.

El Fondo Europeo de Estabilidad Financiero (FEEF) -el mismo que ha rescatado ya de forma total a Grecia, Portugal e Irlanda- tiene capacidad de comprar deuda en los mercados primario (cuando un país vende la deuda por primera vez a los inversores) y secundario. El 26 de octubre del año pasado, los líderes europeos ampliaron las facultades del fondo, que quedaron reflejadas en dos documentos fechados el 29 de noviembre. Previsiblemente en septiembre entrará en vigor el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), que sustituirá al FEEF: a partir del próximo mes, este será el instrumento para pedir ayuda.

¿Qué debe hacer un país para que el fondo de rescate compre deuda?

Lo primero de todo es que el país en cuestión lo solicite explícitamente. Mariano Rajoy ha de golpear la puerta de la Comisión Europea y pedir la ayuda. Esta, como desea Alemania, tendrá contraprestaciones: más vigilancia y nuevas medidas a las ya adoptadas por el Gobierno. De hecho, todas las condiciones quedarán por escrito en otro memorándum de entendimiento (MoU).

¿Qué tipo de reformas tendrá que hacer España?

En las instrucciones de utilización del FEEF para comprar deuda, se mencionan seis puntos concretos de política económica.

El primero es comprometerse (y remarca que "totalmente") al cumplimiento de los objetivos de déficit fijados y a las decisiones de las autoridades europeas. En el caso de España, debería terminar 2012 con un desajuste máximo del presupuesto del 6,3% sobre el PIB y del 4% para el próximo año.

El segundo punto es que la deuda pública sea sostenible. España tiene en circulación más de 600.000 millones de euros en letras, bonos y obligaciones en circulación y la ratio respecto al PIB concluirá en el entorno del 90% este año. El primer punto, de acuerdo a las tesis alemanas, está íntimamente relacionado con esta segunda cuestión.

La tercera exigencia hace referencia al respeto más absoluto al Pacto por la Estabilidad y el Crecimiento. Es decir, una vez más, aparece la referencia a cumplir con la ortodoxia presupuestaria por la que aboga Angela Merkel.

El cuarto punto es demostrar un historial de acceso a los mercados internacionales en condiciones razonables. España, desde luego, lo cumple, pues lleva colocando deuda entre los inversores desde hace años.

El quinto mandamiento es disponer de una balanza comercial "sostenible".

La sexta condición es la ausencia de problemas bancarios que pudieran poner en riesgo la estabilidad del sistema financiero de la zona euro. Este miedo ya estaría espantado, después de que España solicitara el 9 de junio el rescate del sector financiero y el MoU correspondiente fuera firmado el pasado 20 de julio.

¿Habrá más recortes y subidas de impuestos?

Lo cierto es que España ya ha cumplido con casi todas las recomendaciones (la letra cursiva no es casual) que le ha sugerido el Eurogrupo. De hecho, tendría poco menos que calcar el MoU para el rescate de la banca, que ya incluye condiciones macroeconómicas, informa Bernardo de Miguel desde Bruselas.

España ya ha subido el IVA, ha eliminado las deducciones por compra de vivienda, ha recortado el subsidio de paro, ha reformado el mercado laboral y, entre otras medidas, ha impuesto estrictos objetivos de déficit a las comunidades autónomas. Así, ha hecho casi todos los deberes.

Actualmente, la prima de riesgo de España es similar o incluso superior a las de alguno de los países rescatados (Irlanda goza de un riesgo-país inferior), pero con la desventaja de que tiene que salir al mercado, como esta ayer, para poder afrontar los vencimientos de deuda y financiar el nuevo déficit. Mientras, Grecia, Portugal e Irlanda pagan tipos de interés más bajos para financiarse, conforme a las condiciones de sus programas integrales de rescate.

¿Qué fórmula habrá de seguirse para pedir la intervención en el mercado de deuda?

El país solicitará la intervención al Presidente del Eurogrupo, aunque en determinadas circunstancias de riesgo excepcional el BCE puede lanzar una "alerta temprana". En todo caso, el BCE deberá dar su conformidad para que el FEEF actúe, confirmando la situación anómala del mercado de deuda del país en cuestión. Draghi ha confirmado que el Banco Central considera que en algunos países del sur de Europa (como el español) el mercado de deuda no funciona correctamente.

¿Qué plazos habrá desde que se pida hasta que actúe?

El documento asegura que la intervención del FEEF será inmediata una vez el BCE haya dado su visto bueno. Eso sí, la Comisión Europea y el BCE prepararán en uno o dos días el MoU, que especificará el tiempo durante el cual tendrá la intervención en el mercado de deuda. El manual del FEEF especifica que, cuando sea necesario, los parlamentos nacionales deberán aprobar la intervención, como ya hicieron por ejemplo Alemania y Finlandia con el rescate bancario español. Draghi ha insinuado, además, que una vez se haya solicitado la ayuda, el BCE puede abrir la mano y comenzar a comprar deuda directamente.

¿Cuál es la capacidad de compra actual del fondo de rescate?

De unos 150.000 millones de euros, si se descuentan los 100.000 millones ya comprometidos para solucionar los problemas de solvencia del sector bancario español. Sin embargo, Draghi ha dejado la puerta abierta a un posible apoyo del BCE con compras directas en el mercado, una vez el país haya solicitado la ayuda al FEEF.

¿Aliviará la intervención la presión sobre la deuda?

El mercado secundario de deuda pública está roto en España, en los peores momentos, se negocian apenas más de 500 millones de euros en compraventas al contado, cuando hace unos años las cantidades eran más de 2.000 y 3.000 millones de euros. Como publicó Cinco Días, disparar la prima de riesgo española es extremadamente fácil; también debería ser sencillo bajarla.

¿Qué tipo de deuda comprará el FEEF?

Si intervienen en el mercado secundario, adquirirá la deuda soberana ya emitida por el Estado. En su fórmula como comprador en el mercado primario, el fondo podría comprar deuda en las subastas de cualquier administración pública (incluidas comunidades autónomas, por ejemplo). Si bien la compra directa en las subastas está concebida esencialmente para facilitar la vuelta a los mercados de un país que ha sido objeto de un rescate total, España también podría solicitar que el FEEF actuara en el primario. Las intervenciones sobre el primario y el secundario serían sinérgicas.

¿Cómo se informará del avance de las compras?

El fondo asegura que garantizará la "transparencia y la igualdad de trato" y hará públicos los elementos clave del programa de compra, señala el documento.

¿Qué hará con los bonos una vez adquiridos?

Dispone de varias opciones. Primera, vender los bonos en el mercado cuando la situación haya vuelto a la normalidad. Segunda, quedarse con la deuda hasta su vencimiento. Tercera, mantener los bonos disponibles para venderlos de nuevo al país. Y cuarta, uilizar la deuda como garantía (vía repos) para obtener liquidez de los bancos comerciales.