Vida Jurídica

Empiezan a rodar los primeros másteres para ejercer de letrado

La ley exime a todos los licenciados y obligará a cursarlo a los graduados en Derecho.

Empiezan a rodar los primeros másteres para ejercer de letrado
Empiezan a rodar los primeros másteres para ejercer de letrado

Los primeros másteres que habilitan para ejercer la profesión de abogado y procurador de tribunales dejarán este verano el laboratorio para comenzar a funcionar en septiembre. No todas las universidades que tenían pensado lanzarlo lo harán después de que el Gobierno haya echado marcha atrás en su reglamento y haya eximido a todos los licenciados en Derecho de la obligación de cursarlo, con independencia del momento en que iniciaran o finalizaran la carrera.

A partir de ahora, tras la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado 7 de julio de dicha exención, solo los graduados en Derecho necesitarán realizarlo si quieren ejercer. El problema es que, tras la paulatina adaptación del Plan de Bolonia, todavía no existen demasiados estudiantes que hayan finalizado el grado en Derecho, algo que reducirá considerablemente la demanda en estos posgrados.

"Este año habrá unos 1.000 graduados de Derecho en toda España, de ahí que nosotros hayamos decidido aplazar el máster para cuando la demanda lo requiera", explica Vanessa Izquierdo, directora académica del Centro de Estudios Garrigues.

En un principio, este centro había planificado cuatro modalidades del máster de acceso a la abogacía: laboral, fiscal, empresarial y derecho internacional de los negocios, este último bilingüe, con un precio de 26.000 euros cada uno. "Sin embargo, hemos preferido posponerlo que ofrecerlo a los que ya son licenciados porque se incluía una parte preparatoria del examen nacional que ya no van a tener que hacer estos licenciados. Por tanto, no consideramos que es el máster idóneo para este colectivo".

Tampoco la Universidad Complutense de Madrid o el Icade lanzarán su oferta en el próximo curso. Otros, en cambio, como la Universidad de Navarra, han preferido seguir adelante, aunque reduciendo el número de plazas. "Nuestro máster estaba planificado en un principio para 100 alumnos, aunque finalmente solo seleccionaremos entre 50 y 60 estudiantes", añade Javier Ortega, director de desarrollo de la Facultad de Derecho de la Universidad de Navarra.

De ellos, 25 ya han hecho la reserva de plaza y muchos son licenciados. "Para nuestra sorpresa, las aulas contarán con un doble alumnado. Unos, los graduados, que deberán superar el examen para ejercer, y otros, los licenciados, que no necesitarán pasar esta prueba", asegura Ortega.

Las clases de este máster, cuyo coste se encuentra en la banda más alta del mercado, 30.000 euros, se impartirán en Madrid, en las nuevas instalaciones que la Universidad de Navarra tiene en la calle Zurbano. Su oferta, a diferencia de los 60 créditos teóricos y 30 prácticos que exige la ley, obligará a los alumnos a cursar más horas para cumplir con un modelo de doble máster a elegir entre Derecho de Empresas o Asesoría Fiscal.

Para la gran mayoría de los despachos de abogados, donde los alumnos deberán hacer sus prácticas, el nuevo cambio legislativo, sin embargo, será positivo porque evitará que exista un año sin pasantes. Si a los licenciados les hubieran obligado a cursar el máster y aprobar el examen, como establecía en un principio la normativa, ningún bufete habría contado en este ejercicio con abogados en prácticas. "Parecía que este mes de septiembre no íbamos a poder contratar nuevos titulados, pero con esta modificación ya podremos", argumenta Ignacio Escobar, director de recursos humanos de Cuatrecasas, quien sostiene que hubiera sido mejor planificarlo desde el principio y no tan precipitadamente.

En cualquier caso, Cuatrecasas será uno de los despachos que más alumnos capte de los nuevos másteres para realizar las prácticas -cada mes de septiembre se incorporan a esta firma entre 70 y 100 nuevos titulados-. El despacho suele reservar estas plazas a quienes más se amolden a sus requisitos y les ofrece unas ayudas de 800 euros. Actualmente, la firma cuenta con convenios con la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), la Universidad Carlos III y la Universidad de Navarra, en Madrid. También en Barcelona, con Esade y la Universidad Pompeu Fabra, entre otros centros universitarios.

Los másteres que se pondrán en marcha en septiembre no solo serán privados y con altos precios. "En la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) hemos optado por una política de precios públicos y nuestra opción será movernos en la horquilla más baja", explica Máximo Juan Pérez, delegado del decano de la Facultad de Derecho para el máster de Acceso a la Abogacía de la UAM. Aunque todavía no tienen estipulado el coste, han sido admitidos 26 alumnos en el periodo de prescripción. El total de plazas ofertadas alcanzará las 200 y el segundo periodo de prescripción empezará desde finales de este mes hasta el 6 de septiembre.

Los alumnos que se matriculen en este posgrado comenzarán las clases el próximo 1 de octubre y realizarán las prácticas en un abanico que reúne a los mejores despachos y departamentos jurídicos de grandes empresas. "Se han firmado acuerdos con Uría Menéndez, Garrigues, Cuatrecasas, Gómez-Acebo & Pombo, Clifford Chance, Baker & McKenzie, entre otros, y con empresas como Aena, BBVA, Santander, Gas Natural. Nuestro objetivo es tener a los mejores estudiantes. Sabemos que en Madrid hay mucho talento, pero también queremos atraer la excelencia de otras comunidades autónomas".

También en Madrid, la Universidad Carlos III y el Instituto Superior de Derecho y Economía (ISDE) emprenderán este nuevo posgrado, a un precio intermedio entre las tasas públicas y las privadas, 6.500 euros.

La Universidad Europea de Madrid será una de las pocas que ofrezca una modalidad de máster compatible con un trabajo. "Hemos creado dos fórmulas: una presencial, de lunes a jueves de 16.00 a 22.00 horas, y otra ejecutiva para cursarla los viernes de 16.00 a 22.00 horas y los sábados de 9.00 a 20.00 horas", comenta la codirectora del máster, María Arias Pau. Esta universidad ofrece 90 plazas, pero teniendo en cuenta que este centro ya cuenta con graduados en Derecho, todas serán para este perfil y no para licenciados. El precio del máster asciende a 15.000 euros y los convenios de prácticas se han firmado con los despachos æpermil;cija, Aba Abogadas, Conde Pumpido, Deloitte y Eduardo Ortega.

El CEU será otra de las universidades privadas en Madrid que contará con 80 plazas para el nuevo máster de acceso a la abogacía, que se impartirá en español e inglés. Su precio asciende a 9.000 euros en la modalidad generalista y 12.000 euros en el área de derecho de los negocios.

En opinión de Enrique García Echegoyen, diputado de la junta de gobierno del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB), "existe un amplio abanico de precios, pero lo que debemos hacer es facilitar el acceso al máster a todos". Como responsable de formación del ICAB, ha liderado los convenios con la universidades, un requisito que exigía la Ley 34/2006, de 30 de octubre, sobre el acceso a la profesión de abogado y procurador, así como el reglamento del 16 de junio de 2011. La función principal de los colegios de abogados ha sido establecer el sistema de prácticas con los despachos de abogados e instituciones.

El posgrado lanzado por la Universidad de Barcelona y el ICAB dispondrá de 45 plazas para graduados en Derecho y cinco para licenciados. También la Universidad Autónoma de Barcelona iniciará en este próximo curso su posgrado para licenciados y graduados en Derecho, a un precio de 55 euros por crédito, por lo que el coste total del máster llegará a los 4.950 euros. En Barcelona también se impartirá el máster de la abogacía en la Universidad Pompeu Fabra a un precio de 6.240 euros, pero para facilitar la entrada a esta universidad contará con un programa de ayudas al estudio que como máximo alcanzará el 50% del pago de la matrícula. No serán los únicos. La Universidad de Navarra establecerá también un sistema de becas a la excelencia académica que comprenderá el pago total de la matrícula.

Para los estudiantes de toda España que no pueden asistir a las clases, el Consejo General de la Abogacía Española (CGAE) ha firmado un convenio con la Uned. El plazo de inscripción está abierto hasta el 30 de julio y la UNED ofrece 250 plazas para el máster de Acceso a la Abogacía y otras 200 para el máster de Acceso a la Procura. Los nuevos posgrados contarán con un contenido de dos tercios de teoría y un tercio de prácticas que los alumnos podrán realizar en despachos profesionales, juzgados o instituciones en todas las provincias de España. Será uno de los más asequibles junto con el de la Autónoma de Madrid.