No anuncia políticas concretas

Bernanke se muestra dispuesto a tomar medidas para estimular la economía

El presidente de la Reserva Federal de EE UU ha anunciado que tiene la intención de tomar decisiones para impulsar el crecimiento de su economía, aunque no ha anunciado políticas concretas. La imprecisión ha decepcionado a los mercados y Wall Street se da la vuelta tras abrir en verde.

Ben Bernanke, durante su comparecencia en la Cámara de Representantes
Ben Bernanke, durante su comparecencia en la Cámara de Representantes

El presidente de la Reserva Federal de EE UU, Ben S. Bernanke, ha comparecido esta tarde ante el Senado donde los mercados esperaban oír medidas concretas para sacar al país de la crisis. Bernanke ha anunciado que la Fed, a diferencia del BCE, va a tomar decisiones que impulsarán el crecimiento, pero la falta de precisión ha provocado que Wall Street se diera la vuelta tras abrir al alza.

Bernanke ha admitido que la reducción del paro se está convirtiendo en una tarea "frustrantemente lenta". "La economía de EE UU sigue recuperándose, pero la actividad económica parece haberse ralentizado en la primera mitad de este año", ha corroborado en Washington.

El presidente de la Fed ha aceptado que la economía estadounidense crece lentamente, culpando de ello a la crisis europea y a la incertidumbre que provoca el bloqueo de la política fiscal del Gobierno Obama por parte de los republicanos. El elevado paro y la dificultad de acceso al crédito repercuten en el gasto de la ciudadanía de EE UU entorpeciendo la recuperación.

Bernanke y los directivos del Comité Federal del Mercado Abierto están barajando si la economía necesita o no estímulos adicionales para reducir el paro, que se mantiene por encima del 8% desde marzo de 2009. Las actas de la última reunión del organismo, en junio, muestran que algunos de sus miembros son poco propensos a intervenir en la economía. Otro sector del Comité se comprometió, sin embargo, a tomar nuevas medidas si el crecimiento no se recupera, aumentan los riesgos para la economía o la inflación cae por debajo del 2%, objetivo de la Fed.

Los últimos datos económicos desprenden un ambiente "decepcionante", ha dicho Bernanke en su primer día de declaraciones ante el Congreso para dar el balance del primer semestre del Banco Central estadounidense. Berananke ha lamentado que la economía de EE UU haya crecido a un ritmo inferior al 2% en el segundo trimestre.

El mes pasado, la Fed decidió mantener los tipos de interés cercanos al cero porciento para alentar el crecimiento, alargando hasta el final de este año la llamado Operación Twist, una medida que se basa en intercambiar los títulos de deuda inferior a tres años por activos a 6 y 30 años.

Aunque no ha presentado políticas concretas, Bernanke ha dicho que la Fed intervendrá "para promover una recuperación fuerte y mejoras en el mercado laboral". Las políticas fiscales de EE UU van por un "camino insostenible" que tiene que ser corregido con un plan "creíble" para controlar el déficit, sin dañar el crecimiento mediante planes de austeridad y aumentos de impuestos. Bernanke ha pedido al Congreso que actúe para que la economía del país no se contraiga el año que viene. La incertidumbre sobre los posibles recortes en el gasto público y el aumento de los impuestos, que pretenden recaudar 600.000 millones de dólares, tendrán "efectos negativos adicionales" sobre la economía y, por consiguiente, el paro, ha añadido.

El FMI, por su parte, recortó ayer las previsiones de crecimiento de EE UU para 2013. El organismo prevé que Washington crezca a un 3,9%, dos décimas menos de lo anunciado en abril.